El Santander se reafirma en su intención de cobrar unos dos euros a los no clientes por utilizar sus cajeros

El consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Alvarez, ha reafirmado la estrategia de la entidad de cobrar unos dos euros a los no clientes por usar sus cajeros automáticos, tras la nueva normativa que establece que el dueño del cajero aplique una tarifa directamente al banco emisor de la tarjeta de crédito o débito.

«No hay cambios sobre lo que habíamos anunciado», ha afirmado Alvarez en rueda de prensa para presentar los resultados del tercer trimestre del año. El Santander había avanzado que implantaría esta nueva estrategia en septiembre u octubre de este año.

Ante la posibilidad de que esta nueva norma sobre cajeros acabe eliminando el dinero en efectivo, tal y como ha apuntado la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, el consejero delegado del Santander se ha limitado a señalar que la caída del ‘cash’ viene motivada por la eficiencia en los medios de pago.

«La tendencia hacia menos efectivo y más pago con tarjeta de débito o en móvil está ahí», ha apuntado, para después defender la tasa por el uso de cajeros por parte de no clientes ante los costes que suponen para el propietario de las máquinas.

Además, ha aprovechado para señalar que el tema de los cajeros «se ha magnificado» porque existe una amplía red de cajeros en España. «La lógica es aplastante», ha enfatizado para defender la legitimidad del propietario de cobrar una tasa por el uso de sus cajeros.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído