El Banco de España realizará una revisión exhaustiva de su fachada tras desprenderse parte de una cornisa

El Banco de España va a proceder a una revisión exhaustiva de su fachada después de que en la mañana del pasado 28 de octubre se produjera el desprendimiento de un fragmento de modillón de piedra de la cornisa de su edificio en la fachada de la calle de Alcalá.

Según ha informado el Banco de España, «inmediatamente» se inició una revisión urgente de dicha cornisa, instalando un andamio de protección para facilitar la observación de la zona afectada por el desprendimiento y extremar la seguridad mientras se procedía a ese examen.

Esa inspección de urgencia permitió detectar otras piezas de la cornisa con deterioros que exigen, «con carácter inmediato», una actuación preventiva, han explicado.

La manzana ocupada por el Banco de España, comprendida entre el Paseo del Prado, la calle de los Hermanos Madrazo, la calle del Marqués de Cubas y la calle de Alcalá, está compuesta por una serie de edificios construidos como sucesivas ampliaciones a partir del primero de ellos, inaugurado a finales del siglo XIX.

A pesar de su diferente época de construcción, las fachadas del Paseo del Prado y de la calle de Alcalá tienen elementos arquitectónicos similares, con remate de cornisas análogas, por lo que, de acuerdo con los informes técnicos recibidos, se ha considerado necesario realizar una «revisión exhaustiva» del conjunto.

Esto exigirá la instalación de andamios para garantizar tanto la seguridad como el buen fin de la inspección y de los trabajos que haya que acometer, cuya extensión, detalle y duración están aún por determinar, dada su complejidad.

Según el Banco de España, el Ayuntamiento de Madrid ha estado informado en todo momento de las actuaciones urgentes iniciadas a partir del día 29 de octubre, habiendo prestado «su muy eficaz colaboración y ayuda».

Los edificios del Banco de España cuentan con un alto nivel de protección patrimonial, por lo que, una vez que se determine el plan completo de actuaciones a llevar a cabo, «se procederá a recabar las autorizaciones pertinentes de los diversos organismos competentes».

El Banco de España lamenta las molestias que para la circulación de viandantes y vehículos tanto en el Paseo del Prado como en la calle de Alcalá pueda causar la instalación de andamios, «necesarios para garantizar la seguridad y realizar los trabajos que van a acometerse, y hará lo necesario para que puedan terminar en el plazo más breve posible».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído