Fitch ratifica la calificación de Caja Rural Castilla-La Mancha en ‘BBB’ con perspectiva estable

Caja Rural Castilla-La Mancha mantiene su rating de calificación en ‘BBB’ con perspectiva estable a medio plazo, según los últimos análisis que la agencia Fitch ha efectuado. Dicho examen ha coincidido también con la revisión llevada a cabo sobre las cuatro cooperativas de crédito del país que califica la agencia, incluida la castellano-manchega.

«La extraordinaria calidad de sus activos, explicado a partir de un ratio de morosidad del 3,40%, claramente inferior al resto de cooperativas comparadas, así como un ratio de capital sólido y estable, y una elevada cobertura de la inversión crediticia dudosa, hacen que la agencia se ratifique en la calificación que ya mantenía sobre esta entidad», ha informado Caja Rural en nota de prensa.

La agencia Fitch pone de manifiesto, según la entidad, «la robustez de Caja Rural Castilla-La Mancha en su área de actuación por la fuerte base de depósitos minoristas que mantiene». Asimismo, añade que pone en valor «la elevada liquidez de su balance, consecuencia de un ratio de liquidez estructural de préstamos sobre depósitos, por debajo del 100%».

La entidad recuerda que en julio de 2015 fue calificada por la agencia Fitch con ‘BBB’ con perspectiva estable, debido a su baja tasa de morosidad (3,39%), seis puntos por debajo de la media del sector, y su ratio de capital total del 13,42%.

Al proceso de evaluación de Fitch, se suma la calificación otorgada por la agencia Moody’s a la primera emisión de cédulas hipotecarias de la Entidad, rating que quedo establecido en ‘Aa2’ estable.

Dicha emisión se realizó durante los últimos días del mes de septiembre por importe de 500 millones de euros, colocándose la misma en un 70% entre inversiones internacionales procedentes de toda Europa, entre ellos países nórdicos, Alemania, Reino Unido, Francia o Austria.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído