La ‘troika’ pide a Chipre que incremente el ritmo de reformas para fortalecer los progresos logrados

La ‘troika’ ha destacado los progresos realizados por Chipre en la implementación del programa acordado a cambio del rescate, aunque ha incidido en que es «esencial» que se incremente el ritmo de las reformas para fortalecer estos avances, sobre todo en materia de medidas estructurales y reducción de la elevada morosidad.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), la Comisión Europea (CE) y el Banco Central Europeo (BCE) remarcan en su última evaluación del programa de ayuda que la actividad económica en Chipre ha mantenido una tendencia positiva desde principios de 2015, aunque añaden que el sistema bancario sigue recuperándose.

«Aunque es evidente que el lento ritmo de la reestructuración de la deuda está repuntando, la morosidad sigue siendo elevada y el ritmo del crédito es débil», advierte la troika, que subraya los progresos en la agenda de reformas estructurales y el cumplimiento con un «margen sustancial» de los objetivos de déficit en el tercer trimestre.

Sin embargo, incide en la importancia de incrementar el ritmo de reformas y recalca que reducir el excesivo nivel de morosidad es «la prioridad número» y una condición necesaria para una estabilización sostenible del sistema bancario y la reanudación del crédito.

En este contexto, cree que la reciente adopción de una ley para facilitar la venta de préstamos, unos de los compromisos «claves» del programa, contiene elementos «favorables», aunque la evaluación final dependerá de su versión oficial y de la implementación de la regulación.

Así, agrega que, en el futuro, las autoridades deberán adoptar todas las medidas necesarias para implementar de forma eficaz esta legislación y reducir los marcos de insolvencia y ejecución hipotecaria, para rebajar de forma decisiva la morosidad.

Por otro lado, afirma que mantener unas sólidas finanzas públicas es necesario para garantizar que el ratio de deuda pública regrese a niveles aceptables, al mismo tiempo que se orienta el gasto hacia actividades que mejoren el crecimiento.

Asimismo, considera «crítico» avanzar de forma decisiva en las reformas estructurales, sobre todo en el proceso de privatización, el sector eléctrico y la administración pública, con el objetivo de afianzar las mejoras en las finanzas públicas y apoyar un crecimiento económico sostenido y la creación de empleo.

Los equipos del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Europea (CE), junto con el Banco Central Europeo (BCE), han estado entre 3 y el 13 de noviembre Nicosia para revisar el programa de reforma económica de Chipre.

La conclusión de este proceso de revisión del programa está pendiente de los procesos de aprobación por parte de la Unión Europea (UE) y el FMI, que están previsto se inicien en el mes de enero.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído