El Consejo de Política Monetaria

El Banco de Japón se abstiene de añadir más estímulos a pesar de la recaída en recesión

El Banco de Japón se abstiene de añadir más estímulos a pesar de la recaída en recesión
Shinzo Abe. PD

El Consejo de Política Monetaria del Banco de Japón (BoJ) ha decidido por mayoría de 8 votos a 1 mantener sin cambios su política monetaria, así como su programa de estímulos de cara a lograr su objetivo de elevar la inflación al 2% a pesar de la recaída en recesión de la economía nipona en el tercer trimestre del año, cuando el PIB retrocedió un 0,8% interanual.

De este modo, la institución continuará comprando bonos del Tesoro y otros valores con el objetivo de incrementar la base monetaria a un ritmo anual de unos 80 billones de yenes (593.402 millones de euros).

«La economía de Japón ha continuado recuperándose de forma moderada, aunque las exportaciones y la producción se han visto afectadas por la ralentización de las economías emergentes», indicó la institución, que a finales de octubre revisó a la baja sus previsiones de crecimiento e inflación.

En este sentido, el BoJ expresó su confianza en que la economía de Japón seguirá creciendo de forma moderada, aunque prevé que el IPC se mantendrá en torno al 0% por algún tiempo a consecuencia de la caída de precios de la energía.

El Banco de Japón volverá a reunirse entre los días 17 y 18 de diciembre, justo después de la esperada decisión de la Reserva Federal de EEUU, que podría anunciar una subida de tipos de interés el próximo 16 de diciembre.

La economía japonesa volvió a entrar en recesión después de que el Producto Interior Bruto (PIB) de la tercera mayor economía mundial registrara entre julio y septiembre una contracción del 0,2%, tras retroceder otras dos décimas en el segundo trimestre. En términos interanuales, el PIB nipón bajó ocho décimas tras haber caído siete en los tres meses anteriores.

De este modo, Japón atraviesa la segunda recesión de su economía desde el lanzamiento de la política de estímulos masivos promovida por el primer ministro Shinzo Abe y apoyada por el Banco de Japón, denominada ‘Abenomics’, y la quinta desde el estallido de la crisis financiera en el verano de 2007.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído