Sólo el 49% de los españoles adultos mostraban un conocimiento de conceptos financieros básicos

España, peor que la media europea en alfabetización financiera

España, peor que la media europea en alfabetización financiera
Un turista observa los valores de distintas divisas en el distrito financiero de Bangkok. EFE/Archivo

La tasa de alfabetización financiera en España se sitúa por debajo de la media de la Unión Europea (UE), ya que sólo el 49% de los españoles adultos mostraban un conocimiento de conceptos financieros básicos frente al 52% registrado de media en la región.

Según recoge un informe elaborado por el Banco Mundial, la Universidad George Washington y Standard & Poor’s (S&P), la tasas de alfabetización financiera varían «ampliamente» entre los diferentes países miembros de la UE.

En concreto, el conocimiento de conceptos financieros es mayor en los países del Norte de Europa, siendo Dinamarca y Suecia (71% en ambos) y Alemania y Países Bajos (66% en ambos) los únicos países de la UE en la que la tasa de alfabetización financiera supera el 65%.

Por el contrario, las cifras son «mucho más inferiores» en el Sur del Continente, como reflejan, por ejemplo, el 49% de España y el 45% de Grecia. De hecho, Italia (37%) y Portugal (26%) son los que registran los peores datos de la periferia Sur de la UE.

Asimismo, también destaca que la alfabetización financiera es baja entre los países que se unieron a la UE en 2004 y años posteriores. En concreto, remarca que la tasa de Bulgaria y Chipre es del 35% y que Rumanía, con un 22%, es el país europeo con menos adultos con conocimientos financieros básicos.

BAJO ALFABETIZACIÓN GLOBAL

A nivel global, el informe refleja que únicamente un tercio de la población adulta muestra conocimientos de conceptos financieros básicos, siendo mayor la alfabetización en las economías avanzadas que en los mercados emergentes.

En concreto, Australia, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Alemania, Israel, Países Bajos, Noruega, Suiza y Reino Unido registran una tasa superior al 65%, mientras que en los países del Sur de Asia la cifra ronda el 25%.

«Aunque la alfabetización financiera es mayor entre los ricos, los más formados y los que utilizan servicios financieros, está claro que miles de millones de personas no están preparadas para lidiar con los rápidos cambios del escenario financiero», advierte.

El documento destaca los esfuerzos de los gobiernos para aumentar la inclusión financiera mediante un mayor acceso a cuentas bancarias y otros servicios financieros, pero incide en que, a menos que la gente tenga los conocimientos financieros necesarios, estas oportunidades pueden llevar fácilmente a mayores deudas, impagos de hipotecas o insolvencia.

En este sentido, apunta que esto es especialmente cierto en el caso de las mujeres, los pobres y los que tienen un menor nivel de educación, ya que todos ellos sufren una baja alfabetización financiera y son con frecuencia el objetivo de los programas gubernamentales para ampliar la inclusión financiera.

Por todo ello, insta a las autoridades a crear sólidos regímenes de protección al consumidor para proteger a los ciudadanos de los abusos financieros y ofrecer un relajado entorno de mercado. Así, subraya que programas de alfabetización financieros dirigidos a colectivos y comportamientos concretos llevan a decisiones «más inteligentes».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído