Banca March: «En 2016 el bono puede bajar del 1,5% y la prima caer a 60 puntos»

Espera que la prima de riesgo se sitúe entre los 60 y los 70 puntos básicos

Banca March: "En 2016 el bono puede bajar del 1,5% y la prima caer a 60 puntos"
Hinchas de fútbol animando a España. EP

Banca March prevé que España modere su crecimiento al 2,7% interanual en 2016 tras el «fuerte repunte cíclico» de la actividad a lo largo de este ejercicio y augura que la confianza económica se coloque en máximos de la última década.

Además, espera que la prima de riesgo se sitúe entre los 60 y los 70 puntos básicos el próximo año y la rentabilidad del bono a diez años baje del 1,5% en el caso de que el nuevo Gobierno que salga de las urnas el próximo 20 de diciembre mantenga las reformas económicas.

El director de Estrategia de Mercados de Banca March, Alejandro Vidal, y el director general de March Asset Management, Miguel Angel García, han presentado este martes las perspectivas económicas de Banca March para el próximo ejercicio, en las que adelantan que la Bolsa española podría tener «un tirón fuerte» si se mantiene la estabilidad.

Según estas perspectivas, los menores precios del petróleo y los estímulos fiscales han empujado el consumo privado este año, pero su efecto «perderá impulso» en los próximos trimestres, frenando la demanda interna.

Tampoco esperan que se produzca una mayor aportación de la demanda externa, debido al «modesto crecimiento mundial» y al aumento de las importaciones. «La factura energética puede crecer este año y restar algo de crecimiento», ha indicado Vidal.

ALTO ENDEUDAMIENTO Y PARO

Banca March alerta de que la economía española todavía presenta una serie de desajustes estructurales, entre los que figura el elevado endeudamiento, tanto público como privado, y una tasa de desempleo que continuará por encima del 20%. A ello se une la posibilidad de que no se cumplan los objetivos de reducción del déficit, lo que conllevaría nuevas medidas de ajuste el próximo ejercicio.

Las previsiones del banco apuntan a un crecimiento de la economía mundial para el 2016 en el entorno del 3,4% no exento de riesgos, entre los que figura la probabilidad alta del incremento de las tensiones geopolíticas.

A ello se unen errores en el cambio de modelo de China e inestabilidad en las economías emergentes, reacción negativa de la economía real y de los mercados financieros al comienzo de la normalización de la política monetaria de la Fed, incremento inesperado de la inflación por un repunte de los precios del petróleo u otras tensiones por el lado de la oferta y que la política monetaria expansiva es cada vez menos efectiva en un contexto de elevado endeudamiento mundial.

Por otro lado, indican que también se podrían acelerar las reformas económicas, por lo que la recuperación en las economías emergentes es más pronunciada, así como destacan la posibilidad de que la amplia liquidez impulse un mayor crecimiento de la inversión.

EE.UU, EUROPA Y CHINA

Las perspectivas de Banca Marcha ven un «crecimiento sólido, pero no elevado» en la economía de Estados Unidos, que experimentará una ligera aceleración de la actividad, pero sin alcanzar niveles del 3%. La fortaleza del mercado laboral permitirá que los salarios vayan al alza y aumente el consumo. Además, la actividad se verá impulsada por la reactivación del mercado inmobiliario y el consumo privado.

La Eurozona, por su parte, mantendrá una tendencia de aceleración gradual gracias al escenario de menores precios energéticos y a los bajos tipos de interés. Esta circunstancia situará el crecimiento del PIB en el 1,7%, el más elevado desde 2011.

«El bajo ritmo de inversión reduce el crecimiento potencial de la economía, lo que, unido a un nivel de desempleo en la región todavía elevado, podría frenar más de lo previsto el impulso del consumo», ha explicado.

Vidal ha afirmado que las grandes economías de la región «han seguido una recuperación desigual y marcada por la crisis de deuda pública». De hecho, solo Alemania ha recuperado el nivel de actividad previo a la crisis.

En China se mantendrán dos velocidades: el crecimiento en los servicios y la desaceleración en la industria. Pese a ello, el crecimiento del conjunto se mantendrá en el 6%-6,5%. No obstante, persiste el riesgo de elevados niveles de deuda.

El banco también vaticina que la desaceleración de los países emergentes tocará fondo en los próximos meses, aunque el ciclo económico dependerá de los países: México crecerá al 2% interanual, mientras que Brasil no encuentra suelo a su recesión.

REUNION DEL BCE

Finalmente, Banca March prevé que el BCE amplíe sus medidas de estímulo en su reunión de este jueves. «Las expectativas de inflación siguen siendo reducidas y los riesgos sobre los precios todavía son a la baja, por lo que la autoridad seguirá luchando contra el riesgo de la deflación», indica.

Mientras tanto, la Reserva Federal subirá los tipos y los situará entre el 1% y el 1,25%, lo que apoyará al dólar, que se situará en sus niveles más altos de la última década. Frente al euro, la previsión es que se sitúe en 1,05.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído