El ministro de Economía y Competitividad

Luis de Guindos: «La prima española podría bajar a 50 puntos con un Gobierno fuerte y razonable»

Luis de Guindos: "La prima española podría bajar a 50 puntos con un Gobierno fuerte y razonable"
Luis de Guindos. EP

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, cree que, con un Gobierno «fuerte y razonable», el próximo año sería mejor que 2015 y ha augurado que la prima de riesgo podría bajar a 50 ó 60 puntos básicos. El representante del Gobierno central no ha descartado que se podría ir en España a un escenario de crecimientos de alrededor del 3% en los próximos cuatro o cinco años y «acabar con el problema del paro».

Luis de Guindos ha realizado esta reflexión en un coloquio celebrado en Bilbao en el que ha participado tras ofrecer la conferencia «Presente y futuro de la economía española» en un acto organizado por Deusto Bussines Alumni.

En su intervención, ha analizado la situación de España y ha afirmado que la economía española está creciendo claramente por encima del 3% y ese crecimiento se basa en la demanda doméstica con consumo, en la inversión en equipos y en la evolución del sector exterior.

De Guindos, que ha añadido que el sector de la construcción tiene una aportación «más reducida», ha afirmado que se ha dado «una cierta modificación del patrón de crecimiento» de la economía española.

«CUARTO TRIMESTRE MAS FUERTE» Según ha destacado, España crece con bases «diferentes», no «a base de burbujas», sino de «competividad, productividad y confianza». En este sentido, ha apuntado que el cuarto trimestre va a ser «más fuerte» que el anterior, con un crecimiento «más intenso», y ha adelantado que la próxima EPA correspondiente al cuarto trimestre «va a ser buena».

De Guindos ha indicado que la economía española tiene «dos motores», uno su competitividad. En este sentido, ha afirmado que se percibe a España como «competitiva» y eso tiene su reflejo en las exportaciones o en el flujo de las inversión. El otro motor tiene que ver, según ha apuntado, con el saneamiento del sector financiero y la recuperación del crédito.

No obstante, ha reconocido que España «sigue siendo vulnerable», aunque se han «corregido muchos desequilibrios macroeconómicos». Una de esos elementos de «vulnerabilidad» es contar con una tasa de paro superior al 20% o con dos millones menos de afiliados que al inicio de la crisis, lo que implica «debilidades a las que hacer frente».

Por otra parte, ha aludido a la elevada dependencia de la financiación exterior, y ha señalado que en 2016, tanto el sector privado como el público en España, tiene que contratar crédito, fundamentalmente, en los mercados de deuda, por importe de 400.000 millones.

«Eso lo que significa es que cualquier merma en la confianza sobre la economía española, se trasladaría inmediatamente al coste de financiación de estos 400.000 millones y a las condiciones en las que tiene que dar estos 400.000 millones, de los cuales más de un 40% es por prestamistas, por mercados de capitales internacionales y eso, lógicamente, tendría un impacto inmediato desde el punto de vista de la actividad económica, de la generación de empleo», ha agregado.

Luis de Guindos ha señalado que lo que se ha modificado de la economía española es la «confianza». «En estos momentos, el mundo confía en España. Si no, ¿quién nos iba a dar 400.000 millones de financiación adicional?», ha preguntado.

Esa recuperación de la confianza tiene que ver, según ha manifestado, con los «esfuerzos» que ha hecho la sociedad española y con las decisiones que se han adoptado en los últimos años. A su juicio, el punto de inflexión estuvo cuando el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, apostó por no pedir el rescate de España, y ha reconocido que se estuvo muy cerca de perder el acceso a los mercados.

GOBIERNO «FUERTE Y ESTABLE» Luis de Guindos ha señalado que ahora la posición de la economía española es diferente y todo apunta a «buenas perspectivas», si se hacen «las cosas razonablemente». El ministro ha añadido que, tras las elecciones generales, «si sale un Gobierno fuerte, estable y razonable el año que viene puede ser perfectamente bastante mejor que éste». «No sé por qué no lo va a ser», ha añadido.

En relación a la prima de riesgo, que ha apuntado que está al límite de 100 puntos, «perfectamente se puede ir a 40 ó 50 puntos básicos por debajo», lo que la situaría en 50 ó 60 puntos básicos. Asimismo, cree que la Bolsa española puede sufrir «un proceso de revalorización muy importante» y los mercados de capitales pueden abrirse «incluso más para España».

«Evidentemente, es un escenario en el que la economía española puede tener cuatro o cinco años garantizados con un crecimiento medio en torno al 3% y acabar con el problema del paro», ha agregado.

De Guindos ha indicado que todavía queda «mucho por hacer» porque, por ejemplo, todavía no se ha recuperado el nivel de renta que había en 2008. A su juicio, el futuro en España va a depender, sobre todo, de las políticas económicas que se vayan a llevar a cabo y se ha mostrado convencido de que la sociedad española «tendrá en cuenta» lo que ha ocurrido y «no se van a cometer los errores que agravaron la peor crisis de nuestra historia».

Por otra parte, en su intervención, ha destacado que el gasto público en I+D+i se está recuperando y cree que también se está dando en el privado. Por otro lado, ha apuntado que España tiene un problema de «tamaño empresarial» y, por ello, el PP va a «dedicar importancia» a abordar esta cuestión en el programa electoral En relación a las Sicav, tras afirmar que se hace «mucha demagogia» en relación a este tema y que tienen un tratamiento similar al fondo de inversión, ha señalado que, si son realmente un instrumento de inversión colectiva, no tiene que producirse una «modificación sustancial».

COYUNTURA GENERAL En relación a la coyuntura mundial, ha señalado que, en la actualidad, el problema fundamental es la evolución de las economías emergentes, que están sufriendo una desaceleración.

Respecto a la UE, ha señalado que su crecimiento sería «especialmente mediocre» si no se hubieran dado factores como la caída del petróleo, la depreciación del tipo de cambio o la evolución que ha tenido la inflación.

A su juicio, ello indica que Europa tiene un problema de reformas económicas y de gobernanza de la zona euro. De Guindos ha señalado que, aunque se han dado pasos, todavía quedan «muchas cosas por hacer» y ha apuntado, por ejemplo, que el nivel de mutualización de riesgo que hay en la zona euro es «inferior» al que sería necesario en una unión monetaria.

«Nos quedamos, en un primer momento, únicamente con un BCE único, un tipo de cambio único o una política monetaria única, pero eso no es suficiente para evitar las crisis económicas», ha agregado.

Por ello, cree que en los próximos trimestres se deberá avanzar «en varios sentidos» y, en concreto, considera que se debe ir hacia «una mayor unidad en el ámbito financiero» y también desde el punto de vista fiscal.

Asimismo, ha asegurado que es «imprescindible» que el entramado institucional de la zona euro sea cada vez más cohesionado desde el punto de vista político y haya «una integración mayor».

«Y que cada vez, vayamos cediendo más instrumentos de política económica al conjunto de la Unión y los estados miembros vayamos perdiendo esa soberanía que teníamos. Ese, sin duda, tiene que ser el futuro de Europa», ha agregado.

TIPOS DE INTERES EEUU Por otra parte, en relación a EE.UU., tras destacar su crecimiento, ha señalado que la previsible subida de los tipos de interés es, precisamente, un «signo de normalización» y cree que es «lógico» que la Reserva Federal adopte esta medida.

Ello, según ha reconocido, generará una «cierta volatilidad e incertidumbre», pero no cree que vaya a tener «mucho impacto» en los mercados.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído