El PP congelará la parte regulada de la factura eléctrica y reducirá los impuestos sobre la generación

El PP congelará la parte regulada de la factura eléctrica (los llamados peajes) y reducirá los impuestos sobre la generación energética –entre otras cosas, eximiendo de su pago a las instalaciones de renovables que no cuenten con subvención– si gana las elecciones generales del próximo 20 de diciembre.

Así consta en su programa económico que, bajo el título ‘Consolidar la economía para crear empleo y bienestar’, han presentado este miércoles la ministra de Empleo, Fátima Báñez, y la vicesecretaria general de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, y que recoge Europa Press.

En el apartado sobre ‘Energía accesible y sostenible’, los ‘populares’ defienden que tras haber dedicado una legislatura a «corregir los desequilibrios estructurales del sistema energético» ha llegado el momento de «poner las bases que preparen a España para aprovechar los avances tecnológicos que se están produciendo».

«La siguiente legislatura empezará sin déficit, con la deuda reduciéndose y con los precios de todos los productos energéticos por debajo de como empezaron esta legislatura», añaden, justificando así que ahora es posible congelar la parte de la factura eléctrica que depende del Gobierno y destinar los superávits del sistema a «reducir la factura del consumidor».

REFORZAR EL BONO SOCIAL

Además, el PP se compromete a «reforzar» el bono social para «garantizar que tengan acceso a él todos los consumidores en situación de vulnerabilidad». Para ello, se plantea incluso acordar con comunidades autónomas y ayuntamientos, e incluso con empresas y otras entidades sociales, la creación de fondos para la protección de consumidores en riesgo de exclusión.

En el ámbito de la fiscalidad energética, el programa recoge la promesa electoral de reducir los impuestos sobre la generación eléctrica, «garantizando en todo caso la sostenibilidad financiera del sistema eléctrico». Las instalaciones de renovables nuevas, en concreto, estarán exentas de pagar el impuesto del valor de la producción siempre y cuando no cuenten con subvención.

Igualmente, se reducirán las cargas administrativas y los plazos en la tramitación de procedimientos administrativos y se apoyará a proyectos innovadores de nuevas tecnologías a través del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA).

AHORRO ENERGETICO

Para facilitar la introducción «progresiva» de nuevas instalaciones de renovables, un eventual Gobierno del PP celebrará «subastas competitivas», sobre todo para las tecnologías más intensivas en creación de empleo y desarrollo industrial.

De este modo se potenciará el peso de las renovables en el mix energético, aprovechando además sectores como la rehabilitación y climatización de edificios, impulsando particularmente la biomasa, la energía solar térmica y la geotermia, tanto en instalaciones individuales como colectivas y de distrito.

De hecho, el PP tiene intención de ampliar las subvenciones para disminuir costes energéticos que soportan las familias y también adoptará un plan de eficiencia para todos los edificios de la Administración General del Estado. Y utilizará 1.800 millones de euros a lo largo de la legislatura para un Fondo Nacional de Eficiencia Energética y otros instrumentos que permitan alcanzar los objetivos europeos de ahorro en 2020.

EFICIENCIA EN EL TRANSPORTE

El transporte también será objeto de atención por el PP, que pretende incrementar el peso del «transporte ferroviario eficiente» y llevará a cabo un plan para mejorar la eficiencia en las infraestructuras ferroviarias.

Además, se desplegarán nuevas infraestructuras de recarga para vehículos eléctricos y de energías alternativas, particularmente los biocarburantes, cuyo peso se pretende aumentar.

La industria, el alumbrado exterior municipal y las instalaciones de agua y desalación, así como los servicios públicos, serán otros sectores de atención preferente para fomentar la eficiencia energética.

El PP se compromete además a seguir impulsando las interconexiones eléctricas y gasistas con Europa y entre los territorios no peninsulares, a mantener las centrales nucleares como «parte integrante del mix energético», a culminar la construcción del Almacén Temporal Centralizado (ATC) y a crear un marco regulatorio «adecuado» para que la minería del carbón «competitiva» sea un sector «de futuro».

FOMENTAR LA INDUSTRIA

En relación con la industria, los ‘populares’ defienden que hace falta «mantener una estrategia de medio y largo plazo coherente» con lo realizado en los últimos cuatro años. Por ello, aseguran que trabajarán para «moderar los costes de producción que dependen de la regulación», utilizar los instrumentos europeos y facilitar el acceso de las industrias al crédito.

En este sentido, el programa contempla el impulso de los mecanismos de financiación no bancarios, como los créditos «flexibles y sin restricciones temporales» a la innovación, la competitividad y la reindustrialización.

También se servirá de la colaboración público-privada en las inversiones estratégicas, desarrollará la Estrategia Logística de España y prestará «especial atención» a sectores clave como la automoción, la biotecnología, la agroalimentación, las tecnologías de la salud, las industrias culturales, el sector naval y la defensa, entre otros, aunque el documento no incluye precisa específicas en este sentido.

TRANSFORMACION DIGITAL

La transformación digital de la industria a través de la iniciativa Industria Conectada 4.0 será otra prioridad para un eventual Gobierno del PP, que incluye todo un apartado en relación con la economía y la sociedad digital.

Entre otras medidas, se compromete a conseguir que España tenga «las mejores redes de ultra alta capacidad de fibra y móvil de Europa».

Y, para ello, desarrollarán planes de banda ancha para universalizar la cobertura de telefonía móvil 4G, extender las redes de fibra óptica de muy alta capacidad a todas las localidades de más de 5.000 habitantes, y ofrecer conexión a Internet de alta velocidad a todos los ciudadanos, empresas y autónomos que lo soliciten en zonas donde no llegue la red fija convencional.

Igualmente, se pondrán en marcha planes de conectividad ultrarrápida para todos los centros de salud, bibliotecas y colegios de España, siempre en colaboración con comunidades autónomas y ayuntamientos y adoptando las medidas necesarias para garantizar la protección de datos y para proteger a los menores en Internet.

Por otra parte, se desarrollará un plan para convertir a todas las localidades de más de 5.000 habitantes en ‘ciudades inteligentes’ y también habrá un plan de islas inteligentes. Esto se acompañará de un plan para que todos los trámites administrativos puedan realizarse on-line a través del móvil.

En aras a terminar con la brecha digital, las pymes también serán objeto de un programa que buscará generalizar su presencia en las principales plataformas de comercio electrónico y el uso de la nube para mejorar su productividad.

También se impulsarán planes para formar a trabajadores en los empleos de la economía digital del futuro, habrá un programa integral de apoyo a emprendedores digitales y otro par impulsar las tecnologías del lenguaje y la traducción automática en España, especialmente en castellano y lenguas cooficiales.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído