El PMI compuesto de España se acelera en noviembre y sugiere un crecimiento del 0,6% en el cuarto trimestre

La actividad del sector privado de España se aceleró durante el pasado mes de noviembre, según refleja el índice PMI compuesto, que alcanza los 56,2 puntos, su nivel más alto en tres meses y sugiere un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del 0,6% en el último trimestre del año, según indicaron los autores de la encuesta.

De este modo, el PMI compuesto de España se situó por encima de la media de la eurozona, cuyo dato subió a 54,2 en noviembre desde los 53,9 de octubre, sólo por debajo del 60,2 de Irlanda.

«Irlanda lideró el repunte, en curso para otro trimestre de
crecimiento del PIB del 1%, seguida por España, donde los estudios están señalando una expansión del 0,6% en el último trimestre del año», destacó Chris Williamson, economista jefe de Markit, que augura un crecimiento del 0,4% para el conjunto de la zona euro en el mismo periodo.

Los pronósticos de los autores de la encuesta PMI resultan menos optimistas que los del ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, quien este miércoles expresaba su confianza en que el crecimiento del PIB de España en el cuarto trimestre «puede se igual o más fuerte que lo que fue el tercer trimestre de este año, cuando la economía española creció un 0,8% en términos trimestrales».

El repunte del PMI compuesto español en noviembre se explica por la mejoría de la actividad comercial en el sector servicios, cuyo índice PMI subió en noviembre a 56,7 puntos desde los 55,9 de octubre, su nivel más alto en tres meses, mientras que el PMI manufacturero, cuya lectura se conoció el pasado martes, subió a 53,1 puntos desde los 51,3 del mes anterior.

En el caso del PMI de servicios, la actividad acumula 25 meses consecutivos de expansión con aumentos generalizados en todos los segmentos.

Por su parte, los nuevos pedidos en el sector servicios se incrementaron fuertemente, alcanzando el ritmo de crecimiento más alto en tres meses, permitiendo a las empresas aumentar los niveles de dotación de personal a un ritmo sólido y extendiendo la secuencia actual de creación de empleo a catorce meses.

«El sector servicios español parece que va a cerrar el año de manera positiva, ya que los ritmos de expansión de la actividad y de los nuevos pedidos se aceleraron por segundo mes consecutivo en noviembre», declaró Andrew Harker, economista senior de Markit y autor del informe para España, quien destacó que se trata de una prueba más de que la desaceleración del crecimiento observado al final del tercer trimestre «no dará lugar a un período de estancamiento».

Una lectura del índice PMI superior a 50 puntos básicos indica expansión de la actividad, mientras que una lectura inferior a dicho umbral supone una contracción.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído