El Gobierno británico saldrá de Lloyds Banking Group «no más tarde» del 30 de junio de 2016

UK Financial Investments (UKFI), la entidad gestora de los intereses del Gobierno británico en Lloyds Banking Group, planea abandonar «no más tarde del 30 de junio de 2016» el accionariado de la entidad rescatada durante la crisis financiera en la que la participación pública llegó a ser del 43% y que gradualmente se ha reducido hasta el 9,2% actual.

De este modo, la terminación del plan de venta de acciones de Lloyds se producirá antes de la colocación de parte de la participación pública entre inversores minoristas y «no más tarde del 30 de junio de 2016», aunque este plan podría detenerse antes de esa fecha para garantizar que el Tesoro británico conserva acciones suficientes para la colocación minorista.

«Como parte de mi plan para el completo retorno de Lloyds al sector privado, reducir la deuda pública y contribuir a un sistema financiero más sólido, también se ofrecerán acciones de Lloyds a los inversores minoristas en la primavera de 2016, permitendo a los trabajadores adquirir una participación en nuestra economía», declaró el ministro de Finanzas de Reino Unido, George Osborne.

El pasado mes de octubre, el Gobierno británico anunció su intención de vender a nivel minorista un paquete de acciones de Lloyds valorado en 2.000 millones de libras esterlinas (2.860 millones de euros) la próxima primavera.

Desde el comienzo del programa de ventas el 17 de diciembre de 2014 y hasta el 3 de diciembre de 2015, UKFI se ha desprendido de unos 11.200 millones de acciones ordinarias a un precio unitario medio superior a 0,81 libras, frente a las 0,736 libras pagadas de media por acción en su rescate.

Este programa seguirá siendo gestionado por Morgan Stanley, que venderá acciones «en función de las condiciones del mercado» con el objetivo de lograr valor para el dinero aportado por los contribuyentes, por lo que «las acciones no serán vendidas por debajo del precio medio por acción pagado por ellas».

El Tesoro británico controla actualmente unos 6.600 millones de acciones ordinarias, representativas del 9,2% del capital social de Lloyds Banking Group.

El Gobierno de Reino Unido tuvo que inyectar unos 20.000 millones de libras (28.446 millones de euros) entre 2008 y 2009 a cambio del 43% del banco. El pasado mes de diciembre el Ejecutivo anunció un plan para vender de forma gradual en el mercado sus acciones a lo largo de 2015.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído