El Banco de Portugal enfría sus previsiones de crecimiento para el país luso

La recuperación de la economía de Portugal será menor vigorosa de lo previsto anteriormente, según los nuevos pronósticos del Banco de Portugal, que espera que el Producto Interior Bruto (PIB) del país luso crecerá este año un 1,6% y un 1,7% en 2016, para repuntar al 1,8% en 2017, según ha informado la institución.

De este modo, el banco central luso ha revisado a la baja sus anteriores pronósticos, que estimaban una expansión del crecimiento del 1,7% este año, del 1,9% el próximo y del 2% en 2017.

«Sobre el horizonte proyectado se prevé la continuación de un ritmo gradual de recuperación de la actividad económica, reflejando la necesidad de ajustes adicionales de los balances de varios actores económicos, públicos y privados», apuntó la institución.

En este sentido, el Banco de Portugal advierte de que la demanda doméstica debería recuperarse gradualmente y de manera consistente con el desendeudamiento de familias y empresas, mientras confía en que las exportaciones experimenten un «fuerte crecimiento».

No obstante, la institución advierte de que las previsiones están sujetas a un elevado grado de incertidumbre e identifica como principales elementos de riesgo la posibilidad de un crecimiento inferior al proyectado y una mayor debilidad de los flujos comerciales, particularmente entre las economías emergentes.

En el caso de Portugal, la entidad señala la importancia «crucial» de garantizar un aumento significativo de la productividad, así como asegurar una redistribución de los beneficios del crecimiento económico que contribuya a un mayor grado cohesión social.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído