Guindos tilda de «muy positivo» el informe de CE y BCE sobre la economía española al reducir vulnerabilidades

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha calificado de «muy positivo» el cuarto informe de vigilancia a España realizado por la Comisión Europea y el Banco Central Europeo (BCE) al destacar fortalezas de la economía española como el intenso crecimiento del PIB, la elevada creación de empleo y el esfuerzo en la corrección de desquilibrios y reconocer además que se han reducido las vulnerabilidades respecto a trimestres anteriores.

Así lo ha manifestado el titular de Economía en declaraciones a las agencias de noticias españolas tras hacerse públicas las conclusiones del informe realizado por ambas instituciones.

«El informe es muy positivo. Reconoce el crecimiento, la creación de empleo, el esfuerzo en la corrección de desequilibrios e indica que las reformas han funcionado y que su reversión llevaría a una marcha atrás de la economía, porque aún no hemos salido de la crisis», ha afirmado.

Para De Guindos, el informe es «claramente positivo», porque además de destacar las fortalezas de la economía española, constata que se han adoptado reformas «importantes» en muchos ámbitos en comparación con el informe anterior.

Respecto al sector financiero, ha destacado que Bruselas y el BCE ponen de manifiesto que está en una situación de solvencia «mucho más fuerte» que hace unos trimestres, pese a indicar que también afronta algunos retos, y dejan claro que el riesgo de impago al Mecanismo de Estabilidad (MEDE) es «prácticamente inexistente».

Aunque el informe detecta que persisten desequilibrios en la economía española, como los elevados niveles de déficit y deuda pública, el ministro destaca que el informe hace hincapié en que las vulnerabilidades son menores que las constatadas hace unos trimestres.

Ambas instituciones valoran que «la recuperación económica de España se ha fortalecido en la primera mitad de 2015» y que el crecimiento del país supera la media del crecimiento en la eurozona y que «la recuperación ha venido acompañada por una fuerte creación de empleo, en parte gracias a las reformas en el mercado laboral desde 2012» pero advierten de que aunque el desempleo en España está cayendo «rápidamente» sigue siendo «demasiado elevado», por encima del 21%.

Además, a pesar de la mejora en las perspectivas económicas, el Ejecutivo comunitario y el BCE admiten que «persisten desequilibrios significativos» en España, que recuerdan tiene un déficit público «entre los más elevados en la eurozona» a pesar de que está cayendo y la deuda pública sólo empezará a caer tras tocar techo en 2016.

también piden que se completen algunas reformas pendientes, entre ellas, la ley de unidad del mercado y la reforma de los servicios profesionales porque «beneficiarían al conjunto de la economía».

En el ámbito financiero, la Comisión Europea y el organismo que preside Mario Draghi han constatado que «la restructuración del sector bancario español, en particular de los bancos que han recibido ayudas públicas, está progresando bien» pero lamentan que la privatización de bancos de propiedad pública no ha avanzado en los últimos seis meses» y han avisado de que persisten «desafíos» para el sector financiero español.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído