El Bundesbank propone la creación de un consejo fiscal «independiente» para la eurozona

El presidente del Bundesbank y consejero del Banco Central Europeo (BCE), Jens Weidmann, ha afirmado que la eurozona necesita un consejo fiscal «nuevo» e «independiente» que disponga de un mayor poder y asegure el cumplimiento del Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

En un discurso realizado en Lisboa, Weidmann ha afirmado que con la llegada de la crisis, numerosos países de la eurozona han tenido «poco espacio fiscal» para hacer frente a su impacto. Al mismo tiempo, ha considerado que la Comisión ha tenido una mayor «flexibilidad» para interpretar las normas.

«En mi opinión, sería mejor si la tarea de aplicar las normas se transfiriese a un consejo fiscal nuevo e independiente», ha afirmado Weidmann, que ha subrayado que este nuevo organismo «ayudaría» a la Comisión ante su dificultad de conflicto de intereses.

«Por un lado, la Comisión es un importante actor político que busca el equilibrio entre los diferentes intereses de los Estados miembro. Por otro, tiene que ser un árbitro neutral en asegurar el cumplimiento del Pacto de Estabilidad y Crecimiento», ha explicado el consejero del BCE.

Weidmann también ha hecho referencia en su discurso al denominado informe de los Cinco Presidentes sobre el refuerzo de la Unión Económica y Monetaria, que incluía la creación de este consejo y ante el que la Comisión hizo una propuesta, que sin embargo para el presidente del Bundesbank tiene una serie de «deficiencias».

En concreto, Weidmann ha indicado que la propuesta de la Comisión no hace referencia a que las evaluaciones del consejo fiscal se hagan públicas de manera puntual. «Si la señal de alarma se da demasiado tarde, podría suponer un caso de intentar cerrar la puerta del establo antes de que el caballo se haya escapado», ha subrayado.

Además, Weidmann ha afirmado que la Comisión también rechazó el enfoque incluido en el informe de los Cinco Presidentes por el que la Comisión tendría que dar explicaciones si se desviaba de las recomendaciones establecidas por el consejo fiscal.

«Esto no es un buen presagio para el objetivo de una aplicación de las normas más despolitizada», ha advertido Weidmann, que ha subrayado la necesidad de que un consejo fiscal sea «verdaderamente independiente».

Weidmann ha enfatizado que las reglas fiscales «ni son innecesarias ni dañan la eurozona». «Las normas fiscales permiten gastos públicos adicionales si son irrefutables e impredecibles», ha afirmado, en referencia a la situación actual de llegada de refugiados y lucha contra el terrorismo.

Por otro lado, Weidmann ha asegurado que actualmente Alemania se beneficia de su superávit presupuestario al garantizarle «flexibilidad fiscal» en relación a los gastos relacionados con la llegada de refugiados a su país.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído