Ucrania no paga su deuda de 3.000 millones de dólares con Rusia

El Gobierno de Ucrania ha decidido introducir una moratoria en el pago de la deuda de 3.000 millones de dólares (2.753 millones de euros) emitida por Kiev y que fue adquirida por Rusia en 2013, cuyo vencimiento se producirá este domingo, según ha anunciado el primer ministro ucraniano, Arseniy Yatsenyuk.

El primer ministro de Ucrania ha asegurado que esta moratoria permanecerá en vigor hasta que «sean aceptadas las propuestas de reestructuración o haya una decisión de un tribunal relevante».

La decisión de Kiev se produce después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) haya calificado de «oficial» la deuda que Rusia reclama a Ucrania, tal y como reclamaba Moscú.

Sin embargo, el Gobierno de Ucrania sostiene que «tras haber negociado de buena fe y en línea con los objetivos del programa de rescate» confía en que este impago no impedirá al FMI continuar financiando a Ucrania.

Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, dio instrucciones la semana pasada a su Ejecutivo para acudir a los tribunales en caso de que Ucrania incurriera en impago.

Rusia había propuesto a Ucrania acometer una reestructuración de los pagos correspondientes de la deuda de manera escalonada que implicaría el reembolso de 1.000 millones de dólares (935 millones de euros) al año entre 2016 y 2018, unas condiciones que consideró «mejores que las planteadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI)».

A finales de 2013, Rusia decidió invertir hasta 15.000 millones de dólares en deuda soberana de Ucrania denominada en euros, tras lo que destinó 3.000 millones de dólares a la compra de un tramo de deuda con vencimiento a dos años y un cupón del 5% anual.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído