El exgobernador del Banco de España

Fernández Ordóñez culpa a Guindos de convertir en el «gran desastre» el rescate de Bankia

Fernández Ordóñez culpa a Guindos de convertir en el "gran desastre" el rescate de Bankia
Miguel Ángel Fernández Ordoñez. EFE

El exgobernador del Banco de España Miguel Angel Fernández Ordóñez ha culpado al ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, de convertir el rescate de Bankia «en el gran desastre» en lugar de dejar actuar al supervisor con normalidad, como ya había ocurrido en la nacionalización de otras cajas de ahorros.

El exgobernador desde julio de 2006 a junio de 2012 ha garantizado que el Banco de España trataba continuamente con Bankia cómo acometer la nacionalización de la entidad y mantenía reuniones con el expresidente Rodrigo Rato, en su intento de sustituirle por José Ignacio Goirigolzarri.

«El error es no haber dejado a los supervisores del Banco de España, que estaban reuniéndose con Rato y convenciéndole de que se fuera, (actuar en) una operación que era normal y que se había hecho en otras instituciones, sino haberla convertido en el gran desastre», ha reprobado en declaraciones a la Cadena Ser, recogidas por Europa Press. Además, ha lamentado que posteriormente se cerró el mercado y se debilitó la confianza sobre el resto del sector financiero.

El exgobernador también ha reprochado a Guindos que dijera en los medios de comunicación que el «problema» de Bankia era «terrible» y que se reuniera con los principales banqueros del país. Fernández Ordóñez ha culpado directamente al ministro de Economía y no al Gobierno de Mariano Rajoy, a quien ha llegado a alabar por su apoyo cuando estaba en la oposición a las medidas para frenar la crisis financiera.

DEFENSA DE FUSION DE BANKIA.

El exgobernador ha defendido la fusión de las siete cajas de ahorros que dieron lugar a Bankia, puesto que se siguieron las directrices de la supervisión del Banco de España, con el fin de aprovechar sinergias y para «poder echar a seis gestores incompetentes».

Fernández Ordóñez ha puesto en valor que la crisis financiera en España se ha focalizado en las antiguas cajas y ha recalcado que ningún banco español ha recibido «un solo euro de los contribuyentes».

Ante la situación política actual, el exgobernador ha considerado una «oportunidad» la fragmentación del Parlamento, dado que cualquier partido que se quede fuera del Gobierno debe opinar de las políticas del Gobierno. «Una vez que se conseguía la mayoría del Gobierno, se ignoraba al Parlamento», ha lamentado sobre los ‘vicios’ de la política española.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído