(Ampl.) Caixabank sigue manteniendo contactos con Dos Santos sobre BPI aunque aún no ha llegado a un acuerdo

Caixabank sigue manteniendo contactos con Santoro-Finance Prestaçao de Serviços, vehículo inversor de la empresaria angoleña Isabel Dos Santos, para encontrar una «solución aceptable» sobre el banco portugués BPI, aunque todavía no se ha llegado a un acuerdo.

«Caixabank sigue manteniendo contactos con Santoro-Finance Prestaçao de Serviços con el fin de encontrar una solución que pudiera ser aceptable para todas las partes interesadas», ha afirmado la entidad catalana este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La entidad presidida por Isidro Fainé, que ostenta el 44,1% de BPI, se encuentra inmersa en la búsqueda de distintas alternativas para alcanzar una solución en BPI y adquirir la participación de Dos Santos en el banco portugués, que alcanza el 18,6%.

«Caixabank manifiesta que a fecha de hoy no ha llegado a un acuerdo con el accionista de BPI, Santoro Finance Prestaçao de Serviços», ha señalado la entidad catalana en respuesta a determinadas informaciones que apuntan a un principio de acuerdo entre ambas partes por el que Caixabank pasaría a controlar el banco portugués.

Este martes, el diario portugués Expresso publicó que la entidad financiera española y la empresaria angoleña habían llegado a un acuerdo por el que CaixaBank compraría la participación de Dos Santos en BPI y el banco portugués vendería a la empresaria su participación en la entidad angoleña BFA.

El rotativo indicaba que este acuerdo está pendiente de flecos finales, cuenta con el apoyo del primer ministro de Portugal, António Costa, y deberá superar un trámite más para hacerse efectivo: que lo aprueben las asambleas generales de accionistas de BPI y de Unitel –en la que también participa la familia Dos Santos y que es accionista de BFA con un 49,5% del capital, frente al 50,5% que tiene BPI–.

Con esta operación, CaixaBank lograría su objetivo de controlar BPI, y a la vez BPI se desvincularía del banco angoleño –por el que el Banco Central Europeo (BCE) le obliga a realizar una ampliación de capital millonaria– sin enemistarse con el país africano.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído