Bruselas celebra la salida de Chipre del rescate pero advierte de que algunos retos persisten en su economía

La Comisión Europea ha destacado este jueves los éxitos conseguidos por Chipre en el marco del programa de ajuste que comenzó en 2013 y que finalizó la semana pasada, aunque ha destacado que aún existen algunos riesgos en el seno de la economía del país, como el desempleo, especialmente el juvenil y el de larga duración, el elevada morosidad y la implementación del régimen de insolvencias.

«Como sabéis, Chipre salió la semana pasada del programa de asistencia financiera. Hizo grandes sacrificios y ha conseguido grandes ajustes en los tres años del programa. Esto marca un importante paso adelante para superar la crisis», ha expresado en rueda de prensa el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici.

De esta forma, el Ejecutivo comunitario ha publicado un informe en el que analiza la situación macroeconómica de Chipre, tal y como hizo con el resto de Estados miembros. «(El informe) Nos permitirá proponer recomendaciones específicas esta primavera, como para todos los países, ahora que Chipre está totalmente dentro del proceso del semestre europeo», ha explicado el comisario.

En el informe, Bruselas subraya que hay una serie de cuestiones que requieren «inmediata atención» por parte de las autoridades chipriotas. Entre ellas, la gestión de un elevado número de créditos dudosos, la necesidad de progresar en el régimen de insolvencias y la ejecución de las leyes aprobadas en 2015.

De la misma forma, recuerda que no se ha completado la privatización de la compañía de telecomunicaciones CTA y confía en que lo haga tras las elecciones de mayo.

No obstante, la Comisión Europea destaca los avances conseguidos en campos como el crecimiento económico (pronostica un incremento del PIB del 1,4% en 2015 , que se acelerará en los dos próximos años), la corrección del déficit presupuestario excesivo, la transformación y reestructuración del sistema financiero y el retroceso del desempleo.

El rescate finalizó el pasado 31 de marzo, tras haber empleado 7.300 millones de euros del máximo de 10.000 millones que le fueron concedidos. En concreto, el MEDE ha prestado un total de 6.300 millones de euros a la isla en varios tramos, mientras que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha prestado los 1.000 millones restantes.

En cualquier caso, la Comisión Europea seguirá supervisando la economía chipriota y los compromisos del rescate, bajo el marco de la normativa comunitaria que requiere a Bruselas llevar a cabo una vigilancia post-programa hasta que se haya devuelto un mínimo del 75% de la asistencia recibida.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído