De Guindos afirma que las nuevas previsiones económicas serán «realistas» y se acordarán con Bruselas

El ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, ha indicado este jueves que el Gobierno remitirá a Bruselas unas nuevas previsiones macroeconómicas «realistas» y «acordadas» con la Comisión Europea, y ha señalado que la estimación de déficit para este año y los próximos tomará como punto de partida el cierre superior al 5% en 2015.

De Guindos, que no eludió concretar la nueva previsión de crecimiento del PIB o la nueva senda de reducción del déficit público, sí dejó claro que, en cualquier caso, las estimaciones que se enviarán a Bruselas pondrán de manifiesto que el diferencial de crecimiento positivo de España respecto a la zona euro se va a ampliar. «Este mejor comportamiento (respecto a la Eurozona) se va incrementando y va siendo cada vez más intenso», subrayó.

En este sentido, afirmó que, a pesar de que la incertidumbre política «no es buena» para la economía, España registró en el primer trimestre un crecimiento «fuerte» del 0,7%, más del doble que la zona euro, aunque admitió que es «ligeramente más débil» que en la última parte del año, ya que, según destacó, la economía española «no es inmune» a la desaceleración económica mundial y europea.

En este contexto, De Guindos, en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, defendió que España remitirá a la Comisión el nuevo plan de reformas y las nuevas previsiones macroeconómicas que serán «realistas» teniendo en cuenta el panorama actual de desaceleración, e incluirán un apartado especial con las medidas que se tendrán que adoptar para corregir el déficit de las comunidades autónomas y que ya están contenidas en la ley de estabilidad: que el gasto no aumente más del 1,8% y que los 10.000 millones extra que recibirán las comunidades este año se destinen a reducir el déficit.

«Acordaremos con la Comisión el programa de estabilidad con absoluto realismo, tanto desde el punto de vista de las cifras macroeconómicas como de las consideraciones presupuestarias tendiendo en cuenta el 5% de déficit del que partimos», reiteró el ministro.

ESPERA EL APOYO DE LOS GRUPOS.

Preguntado acerca de si el plan de estabilidad se acordará previamente con los grupos parlamentarios, De Guindos indicó que a pesar de que el Gobierno está en funciones, es su obligación enviar a Bruselas dicho programa y, por ello, aseguró que las cifras macroeconómicas se acordarán con Bruselas y, en cuanto a las reformas, se incluirán las necesarias para reducir el déficit de 2015 y «en ningún caso supondrán ni modificación de la política económica ni condicionamiento que afecte al futuro Gobierno».

«Lo que hagamos será perfectamente compatible con la normativa europea y la mayoría de los grupos quieren que España cumpla con sus obligaciones europeas y, por eso, estoy convencido de que lo apoyarán porque, además, no habrá ninguna medida que comprometa a un gobierno futuro y las medidas no supondrán un cambio de política económica», indicó.

Por último, sobre el déficit de la Seguridad Social, De Guindos aseguró que las pensiones están «absolutamente garantizadas» en España y que la recuperación del empleo y de la economía es la «principal garantía de solvencia» de estas prestaciones.

Dicho esto, admitió que hay factores demográficos que son «inexorables» pero que ejercen su influencia sobre las pensiones con lentitud y, por ello, el Gobierno anterior y el actual han tomado medidas. Entre ellas, citó el retraso de la edad de jubilación, la limitación de las prejubilaciones o el factor de sostenibilidad para calcular la revalorización de las pensiones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído