Roldán (AEB) cree que si hay fusiones bancarias serán «amistosas y bendecidas por el supervisor»

El presidente de la Asociación Española de la Banca (AEB), José María Roldán, ha afirmado este miércoles que las fusiones son una buena manera de solucionar los problemas de eficiencia de la banca española y ha destacado que si estas operaciones llegan a producirse en los próximos tiempos serán «amistosas y bendecidas por el supervisor».

Durante su intervención en el XXIII Encuentro del sector financiero organizado por Deloitte, ABC y Sociedad de Tasación, Roldán ha recordado que la crisis llevó a reducir el número de entidades bancarias en España de 42 bancos y cajas a 15 bancos, mientras que el número de trabajadores y oficinas se contrajo un 30% aproximadamente, algo que permitió al sector recuperar la dimensión que tenía en los años ochenta.

Sin embargo, ha advertido de que este proceso de búsqueda de la mejora no ha terminado, puesto que la presión sobre la rentabilidad derivada de los bajos tipos de interés obliga a mejorar la eficiencia.

«Evidentemente, en una industria con rendimientos crecientes a escala, una manera muy efectiva de conseguir mejorar la eficiencia es mediante fusiones, en concreto de aquellas entidades en las que los niveles de solapamiento sean elevados», ha adelantado.

En este sentido, ha indicado que si bien en el pasado las fusiones con complementariedades resultaban atractivas, «ahora lo que manda es la eficiencia y la rentabilidad de la fusión en plazos muy cortos», haciendo hincapié en que las fusiones amistosas son «más eficaces» que las hostiles, especialmente en el sector financiero.

Por ello, cree que si se produce este tipo de operaciones serán «amistosas y bendecidas por el supervisor». En cualquier caso, considera que responderán «a un objetivo claro de racionalidad económica» y beneficiarán tanto a la entidad como al sector bancario, que saldrán reforzados.

BANCOS PANEUROPEOS

Por otra parte, ha augurado que en los próximos años podrían verse en la Eurozona bancos paneuropeos presentes en casi todos los países y con cuotas de mercado importantes en los mismos.

No obstante, ha adelantado que para que esto ocurra habrá que esperar todavía algunos años, puesto que el actual entorno regulatorio y de tipos «hace que sea muy difícil para cualquier banco plantear operaciones que estresen el capital regulatorio y no produzcan resultados en el muy corto plazo».

Roldán ha alertado de que si la Unión Bancaria no comporta la creación de bancos genuinamente paneuropeos en diez años, el proyecto «habrá fracasado».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído