El Banco de Suecia deja los tipos en el -0,50%, pero comprará más bonos

El Banco de Suecia (Riksbank) ha decidido mantener el tipo de interés de referencia en el -0,50% en un intento de salvaguardar la tendencia alcista observada en la inflación ante la incertidumbre económica global y la políticas monetaria «muy expansiva» en el exterior, por lo que ha decidido añadir otros 45.000 millones de coronas suecas (4.927 millones de euros) a su programa de compra de deuda pública.

«Existe todavía incertidumbre sobre la evolución global y la política monetaria en el extranjero es muy expansiva. Para salvaguardar la tendencia alcista de la inflación, la política monetaria de Suecia necesita seguir siendo expansiva», explicó la institución.

En este sentido, el banco central sueco defendió que la continuada política expansiva en otras jurisdicciones representa un riesgo de que la corona se aprecie más pronto y de manera más fuerte de lo previsto, lo que podría perjudicar al crecimiento y a la inflación en Suecia.

De este modo, el Consejo Ejecutivo del Riksbank ha decidido mantener su programa de compra de bonos soberanos, al que destinará otros 45.000 millones de coronas en la segunda mitad del año, con lo que cerrará 2016 con un gasto de 245.000 millones de coronas (26.773 millones de euros), aunque reconoció que la fuerte evolución de la economía sueca justifica un menor ritmo de compras.

No obstante, el Riksbank ha subrayado su disposición para «hacer más» si fuera necesario, asegurando que cuenta con margen para seguir recortando la tasa de referencia, así como para ampliar su programa de compra de deuda e incluso intervenir en el mercado de divisas en caso de una rápida apreciación de la corona.

«El Consejo Ejecutivo cuenta con un alto nivel de disposición para hacer su política monetaria aún más expansiva si fuera necesario», aseguró la institución.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído