Mario Draghi se muestra seguro de que su política monetaria está funcionando, pero pide paciencia

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, aseguró este miércoles que su política monetaria «está funcionando», aunque aconsejó «ser pacientes», ya que la crisis financiera ha sido el acontecimiento más grave desde la Segunda Guerra Mundial», según una entrevista en el diario alemán ‘Bild’ recogida por Europa Press.

Así, el banquero italiano cargó de nuevo contra los críticos alemanes al reiterar que la institución que preside «obedece a la ley y no a los políticos», al tiempo que subrayó que cualquiera que estuviese en su posición aplicaría la misma política monetaria.

«¿Habría alguna diferencia si alguien que no fuera italiano ocupase mi despacho? Ninguna en absoluto. El o ella seguiría el mismo camino que nosotros», explicó Draghi, para añadir que el resto del grandes bancos centrales están aplicando políticas monetarias similares a las del BCE.

El presidente de la máxima institución monetaria europea aseguró que la ralentización de la economía y una tasa de inflación «demasiado baja» influyen en que los tipos de interés permanezcan en niveles mínimos, ya que subirlos desencadenaría «crecimiento negativo, desempleo y deflación».

En este sentido, Draghi comentó que los tipos volverán a subir en el momento en que el crecimiento de la economía se acelere y la inflación se aproxime a los objetivos marcados por el BCE.

«MUY PREOCUPADO» ANTE LOS NACIONALISMOS

Por otra parte, el italiano admitió su preocupación ante el auge de los nacionalismos y aislacionismos que están fraccionando el continente europeo.

«Estamos experimentando simultáneamente varias crisis que están interconectadas y se refuerzan una a la otra. Lo más importante es resistir ante cualquier tipo de nacionalismo o aislacionismo. Ambos están en auge. Me preocupa mucho», señaló Draghi preguntado por si una posible fragmentación del continente era el mayor peligro al que se enfrentaba Europa.

De este modo, el banquero italiano advirtió a Reino Unido de que el ‘Brexit’ les haría perder todos los beneficios que otorga el mercado único europeo. «No creo y no deseo que los británicos voten a favor de dejar la Unión Europea; juntos somos más fuertes», aseveró.

Respecto al problema griego, el responsable de la máxima institución monetaria europea indicó que el revés económico del último año en el país heleno ha provocado que «todo el mundo» entienda que no habrá crecimiento sin reformas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído