UGT dice que no se consolida la recuperación y advierte de que la economía es «muy vulnerable»

UGT ha señalado este jueves que la tasa de crecimiento del 0,8% del PIB en el primer trimestre evidencia que «no se está consolidando la recuperación» y la economía española es «muy vulnerable» a factores externos y al ciclo económico internacional.

En un comunicado, el sindicato dice ver «imprescindible» acabar «ya» con las políticas de austeridad que «han agravado los efectos de la crisis y practicar otras políticas, que, a su juicio, «deberían constar entre los objetivos del Plan Nacional de Reformas, que apuesten por la lucha contra el desempleo, la pobreza y la desigualdad».

«La evolución de los datos del PIB ponen de manifiesto que no parece consolidarse la tan presumida recuperación, más teniendo en cuenta que ese crecimiento sigue sin consolidarse y sin trasladarse al bienestar de los ciudadanos y trabajadores de nuestro país», señala.

Asimismo, considera que el modelo de crecimiento es «tan dependiente de actividades y factores estacionales y tradicionales, que la economía es muy vulnerable ante shocks externos y vaivenes del ciclo económico internacional».

En este sentido, UGT reclama un crecimiento real de los salarios que aumente la demanda interna, el poder adquisitivo de los trabajadores y dinamice la economía.

Igualmente, agrega que «es la primera vez en la historia de la economía española que, con un crecimiento del PIB por encima del 2% no solo no se genera empleo, sino que se destruye, lo que refleja claramente la debilidad de nuestra economía y lo lejos que está la senda del crecimiento real de la economía».

De esta forma, considera que el próximo Gobierno debe ser consciente de este hecho para «no volver a caer en políticas erróneas que han dado lugar a un modelo económico y productivo incompatible con el progreso social y la igualdad, e incluso con la propia estabilidad macroeconómica».

«Las políticas practicadas en España en los últimos años se han caracterizado por un debilitamiento de la estructura económica y una creciente desigualdad social», agrega.

En su opinión, Europa tiene la «obligación» de permitir el crecimiento de sus miembros y no «ahogarlos con unos objetivos de déficit público imposibles de garantizar sin una estructura económica fuerte», por lo que demanda a las instituciones europeas una política económica y social expansiva. Además, opina que entre los objetivos del Plan Nacional de Reformas debe priorizarse la lucha contra el desempleo, la pobreza y la desigualdad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído