Las carteras de gestión delegada de Kutxabank superan el 40% de la inversión en fondos

Las carteras delegadas de Kutxabank cerraron el pasado mayo con un volumen superior a los 4.500 millones de euros, con cerca de 50.000 clientes, de modo que superan el 40% de la inversión en fondos de los clientes.

Según ha explicado la entidad vasca, Kutxabank ha destacado que las carteras de gestión delegada de la entidad, surgidas en junio de 2006, han experimentado a lo largo de estos diez años «un crecimiento constante y al alza, en el volumen de patrimonio gestionado y en el número de clientes».

En concreto, Kutxabank Gestión, la gestora del Grupo financiero, tramita en la actualidad en fondos de inversión cerca de 10.300 millones de euros, de los que 4.500 (el 40%) se desarrollan a través del sistema de gestión delegada.

«La fórmula se basa en un mandato que otorga el cliente a Kutxabank para que gestione de manera profesional y cercana sus ahorros, con el objetivo de obtener una rentabilidad razonable a largo plazo, tratando de minimizar el riesgo y la volatilidad de los mercados, mediante una cartera de inversiones diversificada y flexible», ha explicado Kutxabank.

Al cierre de 2011, coincidiendo con la constitución del Grupo financiero vasco, Kutxabank Gestión contaba con un saldo de algo más de 500 millones de euros en carteras de gestión delegada, repartidos en un total de 5.684 contratos. A finales de este pasado mes de mayo, últimos datos disponibles, el volumen ha ascendido a los 4.500 millones, mientras que el número de clientes se ha «disparado» hasta los cerca de 50.000.

De este modo, han subrayado desde la entidad, «tanto el saldo total gestionado como el volumen de clientes que han confiado en este vehículo se ha multiplicado casi por nueve».

Sumando al saldo gestionado en fondos de inversión por Kutxabank Gestión los de Fineco (Banca Privada de Kutxabank), así como las pensiones y EPSV, el banco vasco se mantiene, a nivel de grupo, en el cuarto puesto del listado de gestoras del Estado.

EN EXTREMA CONVULSION

Desde Kutxabank han destacado que «la exitosa experiencia» de los primeros diez años de carteras de gestión delegada se ha producido en un contexto de «extrema convulsión socioeconómica», con «la gran recesión» de 2008, la crisis del euro de 2011 y el posterior «rescate» de varios países, así como «otros muchos eventos que han sacudido los mercados» como la próxima salida del Reino Unido de la Unión Europea.

El consejero delegado de Kutxabank Gestión, Joseba Orueta, ha señalado que la entidad ha acompañado al cliente en situaciones «muy complicadas» y ha sido capaz de generar rentabilidades a largo plazo «muy atractivas para el bajo riesgo asumido».

El máximo responsable de la gestora de fondos de Kutxabank considera que el primer decenio de las carteras delegadas «avala un modelo de gestión que, a medio plazo, es capaz de aprovechar los vientos a favor, cuando se detectan tendencias y oportunidades, y de protegernos, en la medida de lo posible, cuando los mercados se muestran menos favorables».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído