El consumo cemento, en niveles de los años sesenta, tras caer un 2,3% hasta junio

El consumo de cemento cayó un 2,3% durante el primer semestre del año, hasta situarse en 5,52 millones de toneladas, un nivel similar a la del año 1965 y que además supone menos de la mitad respecto a la demanda esperada para un país como España.

La patronal cementera Oficemen achaca estos datos a la «paralización» que registra la obra pública en España, a su vez consecuencia del retraso en la formación de Gobierno.

Los cementeros aseguran que la demanda de cemento para obra civil registró un mínimo histórico en la primera mitad de este año, cuando cayó un 27%, y alertan de que esta reducción no se compensa con la recuperación de la construcción de vivienda.

Todo ello ha llevado al sector a revisar a la baja su previsión para el conjunto del año, que estima se saldará con un descenso del 3%, en vez de con la subida del 7% calculada a comienzos de este ejercicio. Ante esta coyuntura, tanto Oficemen, como otras patronales del sector, como la de fabricantes de áridos y hormigón, reclamaron en rueda de prensa un aumento de la inversión en obra pública.

Para los representantes de la industria de materiales de construcción, «España no está aún construida», dado que quedan muchas dotaciones por ejecutar. De hecho, alertaron en rueda de prensa de que el país registra por vez primera una pérdida en su capital en infraestructuras, que cifran en unos 10.000 millones de euros.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído