UGT insiste en subir el SMI hasta casi los 1.000 euros mensuales para recuperar consumo y crecimiento

El secretario de Política Sindical de UGT, Gonzalo Pino, ha afirmado que el IPC del -0,8% en junio es el resultado de la «congelación» salarial llevada a cabo en España desde y la proliferación de empleos «con una precariedad tremenda».

En un comunicado, señala que ello ha tenido un impacto en el consumo, por lo que ha instado a elevar el salario mínimo interprofesional (SMI), desde los 655 euros anuales actuales hasta el entorno de los 1.000 euros a lo largo de la próxima legislatura.

Por otro lado, Pino señala que el dato del IPC «viene a demostrar de nuevo la fragilidad del crecimiento económico, que es enormemente dependiente de actividades estacionales».

«La recuperación no está llegando a las familias y difícilmente evolucionará la demanda si la precariedad laboral es cada vez mayor», ha apostillado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído