El beneficio atribuido de Unicaja Banco se situó en 138,1 millones de euros en el primer semestre

El Grupo Unicaja Banco ha obtenido un beneficio atribuido de 138,1 millones de euros en el primer semestre de 2016, según indica la entidad en una nota, una cifra que en el mismo período del año anterior se cifró en 187,5 millones, una bajada en la que ha pesado los menores resultados por operaciones financieras, debido a las significativas plusvalías realizadas en el ejercicio anterior, si bien el margen de clientes se mantuvo estable y se registró unas contención de gastos y unos menores necesidad de saneamientos por una positiva gestión de créditos dudosos.

La entidad ha precisado que en este periodo destaca la formalización de nuevas operaciones de crédito del grupo por 1.974 millones de euros, un 17,1 por ciento superior al mismo período del ejercicio anterior; así como el incremento del 1,6 por ciento de los depósitos de clientes minoristas a la misma fecha.

Asimismo, la entidad ha destacado el aumento hasta el 13,2 por ciento de la ratio CET1 de solvencia, con un superávit de 1.059 millones de sobre el mínimo prudencial determinado por el BCE tras el Proceso de Revisión y Evaluación Supervisora (SREP), la reducción interanual del 18 por ciento del saldo de activos dudosos, que disminuye por sexto trimestre consecutivo, y una «cómoda» posición de liquidez.

El margen bruto del Grupo Unicaja Banco asciende a 622,8 millones de euros en el primer semestre, lo que, unido a una caída del 6,5 por ciento del total de costes de explotación, permite alcanzar en el primer trimestre de 2016 un resultado antes de saneamientos de 293 millones y un beneficio atribuido de 138,1 millones.

En relación con el margen de intereses, en el primer semestre se ha visto afectado por el escenario de tipo de interés, en mínimos históricos y cercanos a cero, y, en este semestre en particular, por la rotación de las carteras de deuda llevada a cabo a finales de 2015.

A pesar del impacto negativo de estos factores sobre el rendimiento del activo, el margen de clientes «se mantiene estable, debido al reflejo paralelo en los costes de financiación». Ha apuntado que el agregado del margen de intereses y las comisiones asciende a 403 millones de euros en el primer semestre.

La entidad resalta que la gestión activa de las inversiones en renta fija ha permitido que el Grupo Unicaja Banco haya logrado 86,4 millones de resultados por operaciones financieras, aunque este importe es inferior al del ejercicio anterior debido a las significativas plusvalías realizadas en el mismo.

A las anteriores cifras de ingresos vienen a añadirse los resultados procedentes de inversiones en acciones y participaciones y el neto de otros productos/cargas de explotación, que suman 133,2 millones de euros. Este importe aumenta respecto al año anterior debido, entre otros factores, al acuerdo alcanzado en la distribución de seguros generales.

La entidad resalta que «la estricta política de contención y racionalización de los gastos se ha visto reflejada en una reducción de los gastos de explotación en 23 millones de euros, lo que implica una caída interanual del 6,5 por ciento».

Por otro lado, durante el primer semestre del ejercicio, a fin de consolidar los elevados niveles de cobertura del grupo se ha destinado a saneamientos y otros resultados un importe de 123,9 millones de euros.

Finalmente, el resultado atribuido al Grupo Unicaja Banco ha sido de 138,1 millones de euros.

NEGOCIO BANCARIO

El volumen de recursos administrados gestionado por el Grupo (sin ajustes por valoración) se eleva a 61.644 millones de euros en junio de 2016, cifra superior en un 1,1 por ciento a la de cierre de 2015.

Los recursos de clientes minoristas aumentan en 804 millones de euros en el año, destacando el crecimiento acumulado por los depósitos a la vista, del nueve por ciento. Los recursos gestionados mediante instrumentos fuera de balance se elevan a 11.210 millones de euros, con un crecimiento acumulado en el año del 1,2 por ciento.

Durante los seis primeros meses del año se han realizado nuevas operaciones de crédito por 1.974 millones de euros, lo que supone un aumento del 17,1 por ciento respecto al mismo período del ejercicio anterior. Ha destacado el crecimiento de las operaciones de financiación destinadas a pymes, un 45 por ciento superiores a las concedidas en el mismo período del año anterior, reafirmándose así la tendencia de reactivación apuntada en trimestres anteriores.

El crédito a la clientela (sin ajustes por valoración), que se sitúa en 33.698 millones de euros a junio 2016, continúa reflejando la tendencia a la moderación en la contracción del volumen total de crédito que viene caracterizando a la economía española en los últimos ejercicios. De hecho, la cifra del crédito con exclusión de las adquisiciones temporales de activos (32.003 millones de euros) es prácticamente coincidente con la del cierre del ejercicio anterior.

El mayor peso dentro de la cartera crediticia corresponde al crédito al sector privado con garantía real, que representa el 58 por ciento del crédito total.

Por segmentos, en la comparación con diciembre de 2015 destaca la reducción del peso del crédito al sector promotor, que pasa a representar ya únicamente el 4,2 por ciento. El crédito a empresas representa un 25,9 por ciento del crédito al sector privado del Grupo.

En este contexto, cabe destacar el crecimiento del crédito a grandes empresas ‘ex-promotor’, que aumenta un 13,6 por ciento en el año. Por otro lado, el crédito a particulares no destinado a la adquisición de vivienda aumenta un 52,6 por ciento en el año y supone ya el 12 por ciento del crédito al sector privado del Grupo.

Al cierre del primer semestre de 2016, el capital total alcanza la cifra de los 3.533 millones de euros (13,3 por ciento sobre los activos ponderados por riesgo -APRs-).

La ratio CET1 o ratio de capital ordinario de primer nivel aumenta desde el 11,8 por ciento de junio de 2015 hasta el 13,2 por ciento actual, con un superávit de 1.059 millones de euros sobre el mínimo específico exigido por el Banco Central Europeo (BCE) tras el Proceso de Revisión y Evaluación Supervisora (SREP).

Por otra parte, la ratio CET1 calculada con criterios ‘Fully Loaded’ (una vez finalizado el periodo transitorio) asciende al 11,6 por ciento, en comparación con el 11,1 por ciento de diciembre de 2015 y el diez por ciento de junio de 2015.

LIQUIDEZ

El Grupo Unicaja Banco alcanza al cierre de junio de 2016 una posición de activos líquidos y descontables en el BCE, neta de los activos utilizados, de 15.501 millones de euros, cifra que representa el 26,4 por ciento de la cifra total de balance.

Este volumen de activos líquidos permite «gestionar con holgura los próximos vencimientos de emisiones en mercados». La entidad destaca también que la ratio de préstamos sobre depósitos del Grupo se sitúa, a junio de 2016, en el 81 por ciento, una de las más bajas de todo el sector.

Asimismo, el saldo de activos dudosos del Grupo baja por sexto trimestre consecutivo hasta 3.339 millones de euros, acumulando una caída de 1.475 millones desde el finales de 2014. Respecto a junio de 2015, la caída ha sido del 18 por ciento, situando la tasa de morosidad en el 9,9 por ciento.

Igualmente, el Grupo Unicaja Banco mantiene un nivel de cobertura de los riesgos dudosos del 53 por ciento. A junio de 2016 la cobertura de los activos inmobiliarios adjudicados era del 59,7 por ciento y su saldo neto era de 1.052 millones de euros, representando únicamente el 1,8 por ciento de los activos del Grupo Unicaja Banco.

(EUROPA PRESS ANDALUCIA)

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído