Los estímulos del BoE tras el Brexit perjudican a las pensiones británicas, según Fitch

Las estímulos llevados a cabo por el Banco de Inglaterra (BoE) tras la decisión del pueblo británico de abandonar la Unión Europea (UE) en el referéndum del pasado 23 de junio incrementarán los compromisos en materia de pensiones de las compañías británicas expuestas a los regímenes de prestaciones a tipo fijo, según informa Fitch.

Además, la agencia estima que «cualquier alza significativa» en las cotizaciones para las pensiones «podría ocasionar una fuga en los flujos de caja de las corporaciones de Reino Unido».

«Esperamos que el déficit de las pensiones acentúe su deterioro en 2016 mientras los cambios en política monetaria reducen la rentabilidad de los bonos corporativos de gran calidad», advierte la calificadora de riesgo.

Sin embargo, Fitch apunta a que el creciente endeudamiento y el déficit comenzarán a revertirse cuando las tasa de interés real se incremente en el largo plazo. «En el medio y largo plazo existe una fuerte posibilidad de que los tipos de interés reales se incrementen ligeramente mientras se normaliza la política monetaria», precisa.

Así, la agencia apunta que, actualmente, la rentabilidad de los bonos con vencimiento a diez años en Reino Unido se sitúa por debajo de la tasa de crecimiento real de la economía, «tendencia que contrasta con la experimentada desde 1980 hasta la crisis financiera global».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído