Los pedidos para exportaciones de las fábricas británicas escalan a máximos de 2 años tras el ‘Brexit’

Los pedidos para exportación registrados por las fábricas del Reino Unido durante el mes de agosto han subido hasta su nivel más alto desde agosto de 2014, según refleja la encuesta elaborada entre 505 empresas por la Confederación Británica de Industria (CBI), que atribuye este repunte en gran medida a la depreciación de la libra esterlina.

En concreto, el índice correspondiente a los pedidos para exportación de la industria se situó en agosto en -6 puntos, tras haberse desplomado a -22 un mes antes, lo que supone la mejor lectura del dato desde el -3 de agosto de 2014.

«Los registros de pedidos para exportación alcanzaron máximos de dos años, sugiriendo que la depreciación de la libra esterlina desde finales del año pasado puede estar alimentando una mayor demanda internacional», señala la organización.

El sector químico registró más de la mitad de la mejoría observada en los pedidos para exportación y menos de una tercera parte de los 17 subsectores manufactureros consultados informaron de un volumen de pedidos inferior a lo normal.

No obstante, los pedidos en general de la industria británica bajaron levemente durante el último mes, cuando el índice pasó a -5 puntos desde los -4 puntos de julio, aunque el resultado se mantiene por encima de la media histórica.

Por otro lado, un 17% de las empresas consultadas expresó su intención de subir los precios en el próximo trimestre, mientras un 8% prevé rebajarlos, lo que supone una lectura de +8% para el índice de expectativas de precios, el nivel más alto desde febrero de 2015.

«Los efectos más significativos del voto favorable a la salida de la UE se verán en el medio y largo plazo», advirtió Anna Leach, responsable de análisis económico y encuestas de CBI.

«Es bueno ver que la producción manufacturera crece más de lo previsto, así como algunos signos de que la bajada de la libra esterlina está ayudando a impulsar los pedidos para exportación», añadió Leach, advirtiendo de que la depreciación de la libras «es una espada de doble filo porque beneficia a los exportadores, pero eleva los costes y los precios».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído