(Amp.) BBVA devolverá de manera exprés las cláusulas suelo cuando el Supremo aclare el esquema de pago

El presidente de BBVA, Francisco González, ha avanzado este miércoles que la entidad devolverá de manera «exprés» lo cobrado de más por cláusulas suelo poco transparentes en el momento en el que el Tribunal Supremo estudie la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) y fije un esquema de pago.

«Vamos claramente a actuar con diligencia, dentro de la Ley e intentando defender los intereses de nuestros accionistas. Vamos a pagar rápidamente tan pronto como se establezca el sistema de pago a partir de la sentencia del Supremo», ha señalado González en rueda de prensa de presentación de resultados anuales.

El directivo ha insistido en que las cláusulas de BBVA eran legales, según la sentencia del Tribunal Supremo de mayo de 2013, pero ha precisado que lo que se produjo entonces fue un cambio de las reglas del juego. «No es mala práctica, son nuevos criterios de transparencia», ha añadido.

Al ser preguntado por si la entidad se encuentra más cercana a Bankia –que devolverá todo lo cobrado de más por este concepto– o de Sabadell –que no aplicará el Real Decreto sobre cláusulas suelo–, el presidente de BBVA ha indicado que el banco se mantendrá «en la buena posición», que es aquella que respeta tanto a clientes como a accionistas.

«Me gustaría ser Papá Noel todas las mañanas, pero somos administradores de una gran sociedad. Vamos a evitar toda la conflictividad que podamos y vamos a hacer las cosas bien y esto no significa estar en los extremos», ha sentenciado.

González ha detallado que en el momento en el que el banco conoció la sentencia del tribunal europeo «montó un equipo muy potente para recibir las reclamaciones» de sus clientes, además de habilitar su página web, el correo y otros canales, entre ellos las sucursales.

FECHA DE ESTUDIO: 15 DE FEBRERO

Según ha avanzado, está previsto que el alto tribunal analice el próximo 15 de febrero cómo aplicar la sentencia europea a la jurisprudencia española, momento en el que la entidad prestará atención al tratamiento que se da a las cuestiones de «cosa juzgada», prescripción o tipos de interés.

El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres, ha señalado que a mediados del año pasado el banco comunicó al mercado que su exposición máxima a las cláusulas suelo sería de 1.200 millones de euros, una cifra que se ha visto reducida después de que un auditor independiente haya llevado a cabo un estudio sobre la cartera hipotecaria de la entidad atendiendo a diversas casuísticas.

Como consecuencia de este análisis, el banco ha provisionado 577 millones de euros, importe que, según ha precisado Torres, está avalado por el auditor externo y los dos auditores de la entidad, «el entrante y el saliente».

«Es una buena estimación», ha añadido, al tiempo que ha aclarado que conforme se vayan produciendo las reclamaciones y las devoluciones, el banco hará ajustes «al alza o la baja» de sus provisiones en los próximos trimestres.

DECEPCIONADOS CON EL «RUIDO»

Sin abandonar el tema de las cláusulas suelo, el presidente de BBVA se ha mostrado «un poquito decepcionado» con el «ruido» que se está generando entorno a la banca y ha recordado que el mayor daño a la reputación del sector tuvo lugar entre los años 2009 y 2010, cuando parte de las cajas de ahorros quebraron y el Gobierno las tuvo que rescatar.

«Hay que hablar de bancos y banqueros y de cajas y cajeros que, aunque se les llame banqueros, no tienen nada que ver con nosotros. A los bancos no se les rescató», ha indicado, al tiempo que ha mencionado que las cajas recibieron 76.800 millones de euros directas del Estado y 35.000 millones del Fondo de Garantía de Depósitos.

Tras la quiebra, llegaron los problemas con las participaciones preferentes que habían emitido estas entidades y con los fondos inmobiliarios, dos aspectos en los que BBVA doy soluciones a sus clientes, según González.

«Desde el punto de vista reputacional, BBVA no tenía ningún problema, hasta que llegaron las cláusulas suelo», ha indicado. En este punto, ha hecho hincapié en que la sentencia de mayo de 2013 sobre las cláusulas suelo fijaba nuevos criterios de transparencia y reconoce que el banco había actuado con buena fe.

Ni González ni Torres han adelantado las reclamaciones por cláusula suelo que ha recibido la entidad, ni el número de clientes que van a poder beneficiarse de la devolución. «Es pronto para dar cifras porque la casuística es muy diversa», ha concretado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído