(Amp)AEB alerta de que introducir cuestiones nacionales en la Ley hipotecaria puede poner en riesgo el sistema

El presidente de la Asociación Española de la Banca (AEB), José María Roldán, ha advertido este jueves de que introducir cuestiones nacionales en la transposición de la directiva europea que dará lugar a la nueva Ley hipotecaria puede poner en peligro el sistema hipotecario español que, a su juicio, ha funcionado «de manera eficiente».

«Cuidado con utilizar la directiva para introducir cosas nacionales que nos alejen de los estándares europeos y de los estándares nacionales que tan bien han funcionado», ha alertado Roldán durante su intervención en los Desayunos Informativos de Europa Press.

El presidente de la patronal bancaria ha indicado que la directiva europea sobre crédito hipotecario «tiene inspiración española», pues fue defendida por un europarlamentario español.

Por ello, entiende que la transposición no debería llevar a las autoridades nacionales «a grandes problemas en cuanto a implementación práctica», dado que el texto es «muy parecido» a las leyes españolas.

Sin embargo, ha advertido de las consecuencias de añadir en la nueva normativa «cuestiones que no están recogidas en la directiva europea» y que «puedan poner en riesgo» el actual sistema hipotecario español.

«Antes de introducir cualquier especificidad nacional, planteemos los efectos que tiene la misma sobre el mercado, la seguridad jurídica y la reputación del sistema financiero español en Europa», ha destacado Roldán, quien han señalado que si es necesario alcanzar una mayor homogeneización regulatoria, lo mejor es plantear a Bruselas la aprobación de un reglamento comunitario sobre el sistema hipotecario.

NO HABRA GUERRA COMERCIAL

El presidente de la AEB también ha alertado de las incertidumbres que tiene la banca respecto a la rentabilidad y a las normas que se están aplicando en el sector y ha dicho que, con este contexto, las entidades tienen difícil decidir las políticas comerciales que van a implementar, por ejemplo, en materia hipotecaria.

No obstante, ha manifestado que los precios de las hipotecas dependerán en el futuro de la evolución de los tipos de interés, de la competencia que exista en el sector y de la evaluación que se haga de los riesgos de la cartera hipotecaria.

«En la medida en que la rentabilidad de la cartera hipotecaria esté sometida a una gran incertidumbre, las decisiones en precio y cantidad se van a ver afectadas», ha adelantado.

Dicho esto, Roldán ha precisado que no augura que se produzca una guerra comercial en el sector en el ámbito hipotecario. «El desarrollo del mercado hipotecario hasta hoy es de recuperación sana, sostenible y compatible con la estabilidad financiera a corto, medio y largo plazo. No veo elementos de recalentamiento en el mercado», ha subrayado.

El presidente de la patronal bancaria ha vuelto a defender, como economista, la necesidad de que el equilibrio del sistema hipotecario español se parezca más al de sus países vecinos, donde priman más las hipotecas a tipo fijo que a tipo variable. «Nos cuesta mucho entender que ese tipo fijo es una garantía de que no vas a estar afectado por incrementos futuros de los tipos», ha opinado.

UNA REGULACION COHERENTE

A lo largo de su discurso, Roldán ha señalado que la regulación es bienvenida en el sector, siempre y cuando sea «proporcionada, estable en el tiempo y coherente». «Aceptamos perfectamente que debemos ser un sector regulado, porque somos un sector vital para la economía», ha indicado.

En este sentido, ha garantizado que los bancos seguirán trabajando para mantener la confianza del cliente y mejorar su imagen como sector, pero ha advertido de los riesgos y decisiones «que ponen en duda la seguridad jurídica y que a largo plazo irán en contra de los intereses de los ciudadanos y de la economía española».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído