Bonet defiende en el Senado la necesidad «inaplazable» de un Pacto de Estado por el empleo y la educación

El presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, ha defendido este lunes en el Senado la necesidad «inaplazable» de alcanzar un Pacto de Estado por la educación, la formación y el empleo, con medidas urgentes que mejoren y den estabilidad al sistema educativo y acaben definitivamente con el desempleo entre los jóvenes.

Así lo ha asegurado Bonet durante su intervención en la Conferencia inaugural del IX Foro de Economía de la Universidad de Alcalá, que se ha celebrado en el Senado, organizado por el Centro de Estudios de Políticas Públicas y Gobierno (Ceppyg) de esta universidad.

Para Bonet, España necesita con premura un Pacto de Estado que sea «capaz de garantizar un marco educativo estable, que cuente con las dotaciones presupuestarias adecuadas, orientado hacia la excelencia y en estrecha conexión con el tejido empresarial».

A su juicio, los objetivos prioritarios del pacto deben ser los de aumentar la calidad de la enseñanza primaria, reducir el fracaso escolar, potenciar la Formación Profesional y conseguir un sistema universitario de excelencia académica.

APELA AL CONSENSO POLITICO

Todo ello «en un marco de firme consenso entre las principales fuerzas políticas y sociales y con una planificación a largo plazo, más allá del ciclo político. La sociedad española está harta de los cambios constantes en materia educativa y exige a los políticos que se entiendan», ha añadido.

Ante senadores, diputados, empresas y agentes sociales, Bonet se ha referido a la educación como factor determinante del futuro de la sociedad, por lo que considera que «toda la sociedad civil en su conjunto debe implicarse en la tarea educativa».

«Tenemos que definir entre todos un modelo de educación continuo en el tiempo, dual en el modo, adaptado a la globalización, orientado a las nuevas tecnologías y en estrecha colaboración entre el sector público y el privado», ha defendido.

En esta línea, ha subrayado que la economía española necesita vincular al sistema educativo con las necesidades competenciales que las empresas buscan en el mercado de trabajo, mejorando así la «empleabilidad de las personas y la competitividad del tejido productivo».

CRISIS ECONOMICA Y CUESTIONAMIENTO DEL SISTEMA

En su opinión, la crisis económica ha propiciado un cuestionamiento del actual sistema basado en los principios de la Constitución de 1978, a pesar de tratarse de un sistema que «ha permitido a España dar un salto sin precedentes en términos de modernización, desarrollo y bienestar social».

Por ello, ha instado a los jóvenes a reflexionar sobre los aciertos y los errores de las generaciones precedentes y sobre la existencia de modelos alternativos mejores al actual.

«Yo creo que no existe, por lo tanto, debemos arrimar el hombro y entre todos cambiar lo que no funciona, pero respetando los fundamentos sólidos que soportan nuestro entramado social y económico. Conservar lo esencial no está reñido con progresar. Destruir nunca, conservar y mejorar siempre», ha apostillado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído