La inflación de la eurozona escala al 1,8% en enero, en máximos de casi cuatro años

La tasa de inflación interanual de la zona euro se ha situado en enero en el 1,8%, siete décimas por encima del nivel observado en diciembre de 2016, su nivel más alto desde febrero de 2013, según la segunda lectura del dato publicada por Eurostat, mientras que la inflación armonizada en España fue del 2,9%, lo que implica un diferencial de precios desfavorable a España de 1,1 puntos porcentuales, la mayor en casi siete años.

El fuerte incremento de los precios en la zona euro durante el mes de enero refleja el encarecimiento de la energía, con una subida interanual del 8,1% tras el 2,6% de diciembre, así como de los alimentos frescos, con un repunte del 3,5%, frente al 2,1% del mes anterior.

De este modo, los alimentos, alcohol y tabaco subieron en enero un 1,8% interanual frente al alza del 1,2% de diciembre. Los bienes industriales no energéticos se encarecieron un 0,5% en enero, frente al alza interanual del 0,3% el mes anterior, mientras los servicios subieron un 1,2%, una décima menos que en diciembre.

Sin tener en cuenta el impacto de la energía, la inflación interanual de la eurozona en enero se situó en el 1,1%, una décima por encima de diciembre, mientras que al excluir también el efecto de los alimentos frescos el alza fue del 0,9%, en línea con el mes anterior.

En el conjunto de la UE, la tasa de inflación interanual se situó en enero en el 1,7%, frente al 1,2% del mes anterior, su nivel más alto desde junio de 2013.

Entre los países de los Veintiocho cuyos datos estaban disponibles, las mayores subidas de precios se observaron en Bélgica (+3,1%), Letonia y España (ambos +2,9%) y Estonia (+2,8%), mientras que los niveles más bajos de inflación se registraron en Irlanda (+0,2%), Rumanía (+0,3%) y Bulgaria (+0,4%).

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído