El presidente de Bankia generó por primera vez un variable a cobrar desde 2020

José Ignacio Goirigolzarri mantuvo su sueldo congelado en 2016, pero ya no

José Ignacio Goirigolzarri mantuvo su sueldo congelado en 2016, pero ya no
José Ignacio Goirigolzarri (BANKIA). PD

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri mantuvo su retribución congelada en 2016 y percibió 500.000 euros, la misma cantidad que lleva recibiendo desde que asumió el cargo en 2012, pero durante el pasado ejercicio generó por primera vez una retribución variable que comenzará a cobrar a partir de 2020 en el caso de que no concurra ninguna circunstancia excepcional.

Hasta ahora, tanto Goirigolzarri como el consejero delegado de la entidad, José Sevilla, y el director general de Personas, Medios y Tecnología, Antonio Ortega, habían renunciado a percibir la parte variable de sus salarios pese a que habían cumplido los objetivos establecidos.

Durante 2016, el pago de la retribución variable de cualquier empleado de Bankia estuvo condicionada al abono del dividendo, que el banco comenzó a repartir en 2015. Dado que el Estado posee el 66% de la entidad, esto supone avanzar en la devolución de ayudas, que a día de hoy alcanza los 1.836 millones de euros, recordaron fuentes de la entidad.

El importe máximo que podrán percibir los consejeros ejecutivos por la retribución variable asciende a 250.000 euros, aunque no empezarán a percibirla hasta 2020. La mitad de la misma les llegará en efectivo y la otra mitad en acciones.

PAGO SUJETO A CONDICIONES

El pago de estas cantidades está sujeto a la evolución futura de Bankia y pueden llegar a cancelarse en el caso de que concurran determinadas circunstancias, como que el banco entre en pérdidas, no supere los exámenes de solvencia o se vulnere el código ético y de conducta.

En el caso de que no se produzcan circunstancias excepcionales, Goirigolzarri, Sevilla y Ortega cobrarán el 60% del variable devengado en 2016 en 2020, es decir, 150.000 euros, de los que la mitad serán en efectivo y la otra mitad en acciones.

Los 100.000 euros restantes se repartirán a partes iguales entre los ejercicios 2021, 2022 y 2023, bajo el mismo esquema de mitad en efectivo y mitad en acciones. Estos títulos no podrán ser vendidos hasta que no haya transcurrido el año de su entrega.

En conjunto, el consejo de Bankia percibió 2,3 millones de euros en el ejercicio 2016, lo que supone el 0,28% del beneficio de la entidad. Esta cifra podrá subir hasta los 3,03 millones de euros cuando, en 2024, los consejeros ejecutivos hayan terminado de percibir todo el variable devengado, en el caso de que proceda.

Mientras tanto, los ocho consejeros no ejecutivos de Bankia mantuvieron su retribución en 100.000 euros durante el pasado año.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído