CCOO reclama formación más práctica para empleados bancarios tras el ejercicio de ‘cliente espía’ de la CNMV

CCOO ha reclamado que las plantillas de las entidades financieras deben recibir una formación «más práctica» en el área de asesoramiento y planificación financiera tras el ejercicio de ‘mystery shopping’ (‘cliente espía’) realizado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), cuyas conclusiones se dieron a conocer el miércoles.

En concreto, el supervisor concluyó que algunas entidades financieras presentan «ciertas insuficiencias» a la hora de ofrecer información sobre riesgos y costes en la comercialización de productos financieros.

«De las informaciones recogidas en prensa parece deducirse que algunas entidades del sector siguen sin entender que hay que corregir las malas prácticas de comercialización que generaron problemas en el pasado», ha señalado CCOO en un comunicado.

El sindicado ha recordado que la Directiva sobre mercados de instrumentos financieros (Mifid II) establece que las entidades financieras deben garantizar que el personal del sector financiero «posea los conocimientos y competencias adecuadas para el cumplimiento de sus obligaciones».

Según CCOO, la CNMV, aunque publicó que se implementarían en España las directrices para la evaluación de los conocimientos y competencias publicados por la Autoridad Europea de los Mercados (ESMA), no se ha manifestado hasta la fecha sobre cómo se llevará a cabo, al tiempo que las entidades han puesto en marcha procesos formativos en torno a la Directiva «a través de centros de formación y asociaciones certificadoras privadas, sin tener aún claro cuáles van a ser las líneas de trabajo en ese sentido».

«Desde CCOO entendemos que se están equivocando al querer implantar unos niveles formativos con un temario muy técnico (formación que la gran mayoría de las plantillas tienen al estar en posesión de titulaciones universitarias en áreas de economía) en lugar de ser una formación más práctica», ha indicado.

En opinión del sindicato, esta formación «más práctica» debería estar basada en técnicas de asesoramiento y planificación financiera, teoría y aplicación práctica de la Directiva Mifid II, implicaciones jurídicas y fiscales, riesgos de los productos de pasivo y activo y deontología de la profesión bancaria.

Por otra parte, CCOO ha advertido que la implantación de esta Directiva «no puede ser la excusa para aumentar la presión de trabajo y jornada a las plantillas» ni puede suponer «riesgo alguno para el empleo por incapacidad profesional sobrevenida».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído