El Consejo General de Economistas prevé un alza del PIB del 2,5% este año y del 2,2% en 2018

El Consejo General de Economistas (CGE) prevé un crecimiento del PIB del 2,5% este año, que podría ser superior, y del 2,2% en 2017, con una estimación de la tasa de desempleo del 18,2% este ejercicio y del 17,6% el próximo año.

Así se desprende del último Observatorio Financiero del CGE, publicado este miércoles, en el que mantiene sus previsiones realizadas el mes anterior, dado que no se producen significativos cambios en el área macroeconómica, si bien percibe «cierto sesgo alcista» en el pronóstico para 2017, puesto que por ahora solo los precios del petróleo desfavorecen al crecimiento.

El Consejo General de Economistas explica que los tipos de interés siguen bajos, al menos el primer semestre, y el cambio euro dólar sigue favoreciendo las exportaciones, aunque el diferencial de inflación con Europa ahora perjudica a España y «puede afectar a la competitividad», si bien sus efectos no se verán a corto plazo y depende de las reivindicaciones laborales, que se espera que sean moderadas.

En cuanto al IPC, también mantienen las previsiones dadas en el mes de enero de un incremento del 2% para el año 2017, ya que prevé que el IPC adelantado del 3% de febrero se suavice en los próximos meses y se moderen los precios a final de año.

A su vez, se mantienen las previsiones de creación de empleo para el año 2017 que se espera sean positivas. La tasa media anual de desempleo se estima se sitúe a final de 2017 en torno al 18,2%. Según su análisis, la recuperación del consumo y la inversión, unido a la moderación de los costes salariales, harán que el ritmo de creación de empleo en 2017 se sitúe en tasas similares a las del año 2016

INCERTIDUMBRES.

No obstante, advierte de que las incertidumbres como las políticas proteccionistas de Trump, el ‘Brexit’, las elecciones en Francia, Holanda y Alemania, la retirada de estímulos del BCE , el incremento del precio del petróleo, la posible subida de tipos de interés o la desaceleración de China pueden incidir en la economía y a la recuperación.

En esta línea, el CGE apunta que el sector bancario ha sido el más castigado en el año 2016, siendo los bajos tipos de interés la «espada de Damocles», para unas cuentas de resultados donde el margen financiero ha venido siendo la principal fuente de ingresos.

No obstante, subraya que desde el pasado mes de septiembre se ha constatado un incremento de las cotizaciones de estas entidades, debido a que se viene descontando el final de la era de tipos cero, algo confirmado por la subida de rentabilidades de la deuda, más influida por expectativas de inflación, que la de los tipos a corto, mantenidos bajos artificialmente por la política «prodiga» del BCE.

Para el CGE, el ‘Brexit’, Trump y México en lo negativo, y Brasil, quizás en lo positivo, van a influir como factores exógenos, a los que tienen exposición internacional.

«Nuestras entidades vienen realizando una reconversión con cierres de oficinas y bajas de personal, que junto a la transformación digital emprendida, van inexorablemente a bajar sus costes, con el viento a favor que ello supone para sus resultados», añade.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído