(Ampl.) La confianza del consumidor baja 3,2 puntos en febrero por peor escenario presente y de futuro

La confianza del consumidor bajó 3,2 puntos el pasado mes de febrero en relación al mes anterior, hasta situarse en 95,1 puntos, debido al descenso de la valoración que hacen los ciudadanos de la situación actual y, en menor medida, a un empeoramiento de sus expectativas.

De este modo, la confianza de los consumidores encadena dos meses de descensos consecutivos después de que bajara 2,4 puntos en el primer mes del año, abandonando la barrera de los 100 puntos.

Según los datos publicados este viernes por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el indicador de situación actual retrocedió 3,4 puntos en relación al mes anterior, hasta los 85,5 puntos, con un comportamiento negativo de sus tres componentes, aunque en distinta intensidad. En concreto, la valoración de la situación económica general cayó 8,1 puntos; la de los hogares bajó dos puntos, y la del empleo se redujo apenas dos décimas.

En relación a los datos de febrero de 2016 la evolución del indicador de situación actual también es negativa. En concreto, la valoración de la situación económica del país es en la actualidad 5,5 puntos inferior, las opciones que ofrece el mercado de trabajo se valoran tres décimas por debajo del valor de hace un año y la situación en los hogares se ha reducido nueve décimas.

Por su parte, el indicador de expectativas disminuyó 2,9 puntos respecto al mes anterior, hasta situarse en 104,7 puntos, su nivel más bajo desde octubre de 2016, con retrocesos de 3,8 puntos en las expectativas de los hogares; de 3,1 puntos en la valoración a futuro de la situación económica general, y de 1,9 puntos en las expectativas sobre el mercado laboral.

En términos interanuales, los datos de expectativas por componentes no son homogéneos. Así, en un año, las expectativas respecto a la situación económica del país han aumentado 3,6 puntos, mientras que las de los hogares retroceden 4,9 puntos y las referidas al mercado de trabajo crecen 7,1 puntos.

En términos mensuales, el CIS observa un descenso en las expectativas de ahorro (-1,7 puntos) y de consumo de bienes duraderos (-2,2 puntos). Junto a ello, después de varios meses de fuertes incrementos, los temores ante un incremento de precios descienden 9,9 puntos, mientras que aumentan seis décimas las expectativas de aumento en los tipos de interés.

El ICC recoge mensualmente la valoración de la evolución reciente y las expectativas de los consumidores españoles relacionadas con la economía familiar y el empleo, con el objetivo de anticipar sus decisiones de consumo. El indicador recoge valores de entre 0 y 200, considerándose que por encima de 100 la percepción es positiva y por debajo, negativa.

EL 41% DE LOS ENCUESTADOS LLEGA JUSTO A FIN DE MES.

En general, el 40,3% de los encuestados por el CIS entiende que la situación económica actual es peor que la de hace seis meses, mientras que el 34,2% no aprecia cambios y el 24,2% estima que ha mejorado.

De cara a los próximos seis meses, el 37,5% de los entrevistados confía en que el estado de la economía será mejor, frente al 32,9% que auguran un empeoramiento y el 26,7% que no espera cambios.

El ICC de febrero muestra que el 41,5% de los entrevistados llega justo a fin de mes y que el 33,8% ahorra poco dinero cada mes. De hecho, el 12,9% afirma que ha tenido que echar mano de sus ahorros para llegar a fin de mes. Por el contrario, sólo el 3,8% dice que ahorra bastante cada mes.

El 10,4% de los entrevistados afirma que ahora hay más personas en paro en su entorno que hace seis meses, y el 35,6% piensa que la situación en España para encontrar un empleo es peor que la de hace seis meses, mientras que el 38,1% cree que la situación no ha cambiado y el 23,6% que ha mejorado.

Cuando se les pregunta por la evolución del empleo de cara a los próximos seis meses, un 31,5% de los encuestados piensa que la situación empeorará, frente al 39,9% que cree que mejorará y el 24,6% que considera que permanecerá sin cambios.

Preguntados por si tienen en mente comprar una vivienda el próximo año, el 95% de las personas entrevistadas asegura que no y sólo el 4,7% planea adquirir una. El 36,3% de los encuestados opina que el precio de la vivienda se mantendrá el próximo año, mientras que el 6,2% cree que bajará y el 54,5% que subirá.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído