El Gobierno no da por muerto el TTIP y no descarta que Trump lo acabe impulsando

El Gobierno no cree que la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca implique la muerte del TTIP, el tratado de libre comercio que la Unión Europea negocia con Estados Unidos, pues a pesar de reconocer la paralización de este diálogo, no descarta que la nueva administración acabe impulsándolo.

Durante su comparecencia ante la Comisión Mixta (Congreso y Senado) en la Cámara Baja, el secretario de Estado para la Unión Europea, Jorge Toledo Albiñana, ha dicho que «el TTIP no ha muerto», pues «no ha nacido». «Se estaba negociando. A ver qué pasa, igual resulta que nace», ha apostillado.

En este sentido, aunque ha concedido que su negociación se encuentra «en vía muerta a falta que se defina la postura de la nueva administración», ha dicho que, si bien «Clinton dijo que no continuaría con el TTIP», las informaciones que manejaba eran que el tratado «tenía muchas más posibilidades» con el candidato finalmente electo.

«En todo caso, el Gobierno está a favor del TTIP, siempre que no ponga por delante los intereses de las multinacionales a los de los ciudadanos», ha dicho, en respuesta a la crítica intervención de Villanueva y subrayando que «la esencia de la negociación es proteger los intereses de los productores».

MAS PLAN JUNCKER Y MAS REFORMAS

Otras de las posturas avanzadas por el secretario de Estado en la próxima cumbre europea será la de solicitar una ampliación del conocido como ‘Plan Juncker’, que prevé inversiones hasta 2018 de hasta 315.000 millones de euros, y que a febrero de 2017 ha ejecutado un gasto en el continente de 168.000 millones.

Por otro lado, Toledo ha insistido en la importancia de continuar con las reformas estructutrales, el cumplimiento de los objetivos fiscales, así como implementar «reformas que combinen contratos de trabajo flexibles y fiables». También ha mencionado los esfuerzos de la Comisión en consagrar la unión bancaria, avanzar en las interconexiones energéticas y en las medidas de protección comercial.

GRECIA Y REINO UNIDO

Cuestionado por los grupos por la situación de Grecia, el secretario de Estado ha sostenido que en el país heleno existen «signos positivos», pues «se está parando la sangría de desempleo», y ha valorado de forma optimista el posible acuerdo de este Gobierno con el FMI, la Comisión Europea y el BCE.

En este sentido, ha trasladado a julio, cuando Grecia deberá hacer frente a pagos por valor de 7.000 millones con sus acreedores, la incógnita sobre la recuperación de este país.

Respecto al Brexit, el secretario de Estado ha sostenido que Europa continuará con el proceso de integración «a pesar» de la salida del Reino Unido. «No estamos a favor ni de Brexit duro ni blando», ha abundado, si bien ha precisado que el ‘Brexit duro’ que defiende la primera ministra británica, Theresa May, es así por las condiciones que impone la salida del Reino Unido.

LOS MALOS DATOS DE DESIGUALDAD, CULPA DEL NO GOBIERNO

Por su parte, durante el debate parlamentario originado durante la comparacencia de Toledo, el PP ha atribuido a la falta de un gobierno plenamente en funciones durante gran parte del pasado año 2016 las recomendaciones de la Unión Europea en su informe sobre la situación económica española, en el que advierte sobre el aumento de la desigualdad y la exclusión social.

«Los avances limitados y las recomendaciones por país en 2016 creemos que son entendibles después, desgraciadamente, de un año de bloqueo político y un gobierno en funciones. No creo que sea un suspenso», ha dicho su portavoz en la comisión, María de la Concepción de Santa Ana.

Este había sido interpelado por el portavoz socialista en la Comisión Mixta, Eduardo Madina, que señalaba las advertencias de la Comisión Europea del «riesgo de posible cronificación de la temporalidad y precaridad». «La propia Comisión detecta que se hace estructural la amenaza de empleo precario», ha dicho Madina, en referencia al informe.

Por su parte, Toledo Albiñana ha replicado que ahora «la economía española es mucho más competitiva», y que eso ha tenido traducción en los datos de superávit por cuenta corriente, del 2%, frente al 11% que esta estadística alcanzaba en 2009.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído