Bruselas presenta una estrategia para facilitar el acceso de clientes a servicios financieros de toda la UE

La Comisión Europea ha presentado este miércoles un plan de acción para mejorar el acceso y aumentar las posibilidades de elección de los consumidores a los servicios financieros de toda la Unión Europea, que incluye, entre otras cuestiones, reducir los cargos que se aplican a pagos transfronterizos con monedas distintas al euro.

Según datos del Ejecutivo comunitario, sólo el 7% de los clientes europeos adquieren en la actualidad servicios financieros de otro Estado miembro, por lo que la estrategia presentada tiene el objetivo de «abrir las barreras nacionales», de forma que un «amplio abanico» de estos servicios estén disponibles para los ciudadanos de todo el bloque comunitario.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, a cargo de la cartera de Servicios Financieros y Unión del Mercado de Capitales, ha defendido que «los consumidores y las compañías europeas «deberían ser capaces de aprovechar todas las ventajas de un verdadero mercado único de servicios financieros».

«Los consumidores deberían tener acceso a los mejores productos disponibles en toda la UE, no sólo en su propio país», ha afirmado en la rueda de prensa en la que el político letón ha presentado el plan de acción.

La iniciativa engloba productos como las cuentas corrientes y de ahorros, servicios de pago, tarjetas de crédito, hipotecas y otros préstamos y diferentes tipos de seguros, como de vida, de viajes, de motor, de salud o de vivienda. Sin embargo, excluye productos de inversión minorista, como fondos de inversión y productos de pensiones, que están cubiertos por otras estrategias.

Así el plan de acción persigue tres objetivos principales, que son incrementar la confianza y el poder de los consumidores para adquirir estos servicios, ya sea en el país de origen o en otro Estado miembro, reducir los obstáculos legales y normativos a las empresas y apoyar el desarrollo del entorno digital.

TRANSFERENCIAS Y CONVERSION DE DIVISAS

Dentro el plan de acción, Bruselas ha anunciado que propondrá una enmienda a la normativa que alineó los cargos que se aplican a pagos transfronterizos y domésticos en transferencias o retiradas de efectivo en euros, para ampliarla también a las transacciones que se se realizan con divisas distintas a la moneda única.

Además, el Ejecutivo comunitario estudiará cómo aumentar la transparencia en la conversión de divisas efectuada por comerciantes como tiendas ‘online’ u hoteles, la llamada conversión dinámica de divisas. Bruselas entiende que este método de cambio incrementa la competencia en el mercado, pero admite las críticas que existen por el hecho de que sea a menudo más caro que los pagos con tarjeta.

Por otro lado, la Comisión Europea estudiará cómo fomentar que los consumidores cambien con más facilidad de proveedor de servicios financieros para encontrar mejores ofertas, a fin de fortalecer el mercado.

CONTRATACION DE SEGUROS

Con respecto a las iniciativas en el sector asegurador, la Comisión Europea examinará cómo estandarizar la declaración del historial de siniestros de los clientes para el cálculo de las pólizas, de forma que pueda seguir aplicándose el sistema ‘bonus-malus’ cuando el cliente decida cambiar su aseguradora por otra del bloque comunitario.

Según este sistema, las compañías de seguros premian o penalizan a sus clientes en función de su historial. No obstante, Bruselas denuncia que en la actualidad no se tienen en cuenta cuando se cambia de aseguradora, especialmente cuando la nueva está ubicada en un Estado miembro distinto.

También dentro de este punto, la Comisión Europea estudiará cómo garantizar que las víctimas de accidente puedan ser compensadas en los casos en los que la aseguradora está en situación de insolvencia. Hoy en día, apunta el Ejecutivo comunitario, no hay un mecanismo armonizado en al UE en situaciones transfronterizas.

ESTANDARIZAR LOS ANALISIS DE SOLVENCIA

Por último, dentro de la estrategia para facilitar a las empresas la prestación de servicios financieros, Bruselas analizará la posibilidad de introducir unos estándares comunes para las evaluaciones de solvencia de clientes, así como principios para los créditos no garantizados. Posteriormente, desarrollará uno grupo mínimo de datos que los registros de crédito tendrán que intercambiar para efectuar sus análisis crediticios.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído