El Banco de Japón no ve razones para retirar sus estímulos

El gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, ha asegurado este viernes que no existen razones para que la institución rebaje sus estímulos y expresó su confianza en que la tasa de inflación japonesa alcanzará el objetivo del 2% en 2018.

«No hay razón en términos económicos y de evolución de los precios para reducir el nivel de acomodamiento monetario en este momento», indicó Kuroda durante un evento organizado por Reuters en Tokio.

En este sentido, el banquero nipón subrayó que el diseño de la política monetaria japonesa debe hacerse con el objetivo de alcanzar una inflación del 2% en función de la coyuntura económica de Japón y el banco central no aumentará objetivo de tipos de interés a largo plazo solo porque haya aumentado en otros países.

En cuanto a la evolución de la economía japonesa, Kuroda subrayó que se está afianzando la recuperación y manteniéndose el «círculo virtuoso» de ingresos y gastos en empresas y hogares «la economía probablemente seguirá creciendo a un ritmo superior a su potencial».

Por otro lado, el banquero señaló que «Japón ya no está en deflación», aunque reconoció que el incremento de precios se ha estancado en los últimos meses en parte por el fortalecimiento del yen.

No obstante, el gobernador del Banco de Japón expresó su confianza en que el IPC alcanzará el 2% en el ejercicio fiscal 2018.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído