Trabajadores piden mantener el empleo tras la fusión Bankia-BMN y accionistas el pago de gastos hipotecarios

Trabajadores de Bankia han reprochado este viernes a la dirección de la entidad la modificación de la jornada laboral con la apertura vespertina y han criticado que no se les haya devuelto el dinero de las cláusulas suelo como así se ha hecho con los clientes. Asimismo, han manifestado su preocupación porque taras la fusión de la entidad con BMN el empleo pueda verse afectado.

Por su parte, los pequeños accionistas titulares de preferentes y afectados por gastos hipotecarios han pedido una solución a su situación y la devolución del dinero.

Así lo han puesto de manifiesto durante el turno de intervenciones en la junta general de accionistas de Bankia, celebrada este viernes en Valencia, en la que accionistas y trabajadores de la entidad han exhibido sus reivindicaciones al presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri.

Concretamente, Oscar Bayona de UGT ha denunciado que la entidad «ha partido la jornada laboral a 4.000 compañeros» y sin contar con el visto bueno del 40% de la representación sindical. De igual modo, ha reprobado los «duros recortes de plantilla». «Algunos empleados se sienten invisibles y deberíamos ser clientes preferentes», ha recriminado al presidente, a quien ha emplazado a aprovechar la fusión de la entidad con BMN para «cerrar una banca más cohesionada y ampliar salarios».

En similares términos se ha pronunciado Juan Vicente Calderón, del sindicato CGT, quien ha recordado la «traumática salida a Bolsa» y ha criticado que la actual entidad haya «despojado de sus mejores atributos la cercanía y buen trato de las cajas de ahorro». En este sentido, ha afeado a Goirigolzarri que, como consecuencia de la modificación del horario laboral, hayan aumentado dentro de las plantillas los índices de absentismo con problemas como la depresión y la ansiedad «por la presión sin medida» que ejercen sobre los empleados para «conseguir sus magníficas cifras». «¿Dónde queda la conciliación familiar?», le ha espetado.

Otro ha pedido que se tenga en cuenta el «sacrificio y valor» de los trabajadores y ha solicitado a la entidad que no cree «trabajadores de primera y de segunda» ni «margine a los sindicatos». Asimismo, otro representante sindical, José Antonio Muñoz, ha criticado la «falta de la conciliación familiar y de igualdad» que hay en la entidad. «Todo sigue igual y hay pocas mujeres en el techo», ha lamentado, para exigir que a los trabajadores también se les devuelva las cláusulas suelo.

En el turno de réplica, Goirigolzarri ha dicho, en este sentido, que el tema de la igualdad «les preocupa y ocupa» y ha admitido que todavía «queda un largo camino por recorrer» en este sentido. Sin embargo, ha puesto en valor que las últimas tres incorporaciones al equipo directivo de la entidad han sido mujeres.

MIEDOS A LA FUSION CON BMN

Por otra parte, la representante de la Plataforma por la Banca Pública, Aurora Martínez, ha pedido al presidente de Bankia que «no se venda» y «no repita los errores de la salida a Bolsa de la entidad» permitiendo la fusión con BMN. «Somos muchos los que queremos que Bankia no se venda a los bancos que especulan con armas, alimentos y productos financieros que nos han llevado a esta crisis. Queremos un banco público, sostenible, democrático y que asegure más y mejor empleo», le ha pedido

Al respecto, Goirigolzarri le ha manifestado su opinión contraria a utilizar «un banco comercial como Bankia en un instrumento de la política económica» porque considera que ello supondría «un error». Así, le ha indicado que no hay ningún banco «solvente» con las características que ella solicita, al tiempo que le ha trasladado que utilizar una entidad bancaria para dar créditos a clientes que otros bancos no quieran dar podría suponer entrar en otra crisis financiera.

«Tenemos que ser muy realistas y no hablar de utopías. Me sorprende que haya tan poca memoria como para olvidar que hace menos de cinco años este tipo de errores llevaron a esta situación», ha afirmado.

Antonio Orts, preferentista y afectado por las cláusulas suelo, ha acusado a la entidad de haber desahuciado a una persona, por lo que ha indicado que renunciará a su parte del dividendo aprobado para dárselo a la familia afectada. Al respecto, el presidente de la entidad ha negado que Bankia practique desahucios a «ningún colectivo en situación de vulnerabilidad».

También ha mostrado su preocupación por que la fusión con BMN pueda suponer pérdidas de empleo y empeoramiento de las condiciones laborales y adelgazamiento de la red de oficinas. De igual modo, desde Adicae, Alejandro Gil, ha pedido la «máxima transparencia con la fusión» para que ella no suponga la disminución de los beneficios de la entidad».

Al respecto, el presidente de Bankia ha reiterado su compromiso en la defensa de los intereses de los pequeños accionistas y ha señalado que ahora toca analizar el proceso en «profundidad» y, más tarde, reunirse con los sindicato para valorar la situación. «Como hecho siempre», ha subrayado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído