Mark Carney: El Banco de Inglaterra endurece sus test de estrés para asegurar la estabilidad de la banca tras el ‘Brexit’

Mark Carney: El Banco de Inglaterra endurece sus test de estrés para asegurar la estabilidad de la banca tras el 'Brexit'
Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra. PD

El Banco de Inglaterra (BoE) ha endurecido las pruebas de esfuerzo que realizará a los principales bancos de Reino Unido en 2017 al introducir en el examen un nuevo escenario «más exigente» con el objetivo de garantizar la estabilidad del sistema financiero británico tras el proceso de desconexión la Unión Europea (UE) que la primera ministra del país, Theresa May, activará este miércoles.

De este modo, el instituto emisor, que somete a sus pruebas de resistencia ante potenciales ‘shocks’ financieros a las entidades británicas con depósitos minoristas por importe superior a 50.000 millones de libras, entre las que se incluyen RBS, Lloyds, Barclays, Nationwide Building Society, Santander UK y Standard Chartered, introducirá un escenario «exploratorio» que estudiará los riesgos no relacionados al ciclo financiero por un periodo de siete años.

«El primer escenario exploratorio del banco está diseñado para examinar la respuesta estratégica de las entidades ante un entorno operativo estructuralmente más exigente», explica el Banco de Inglaterra, que no publicará de forma individual los resultados de su examen, sino que otorgará una serie de conclusiones y recomendaciones para el conjunto del sector bancario en el próximo mes de noviembre.

El supervisor británico advierte de que los riesgos para la estabilidad financiera estarán «condicionados» por el devenir de las negociaciones entre Reino Unido y la UE en el marco del ‘Brexit’ y reconoce que existe un amplio rango de posibles resultados tras el proceso.

Así, la entidad incide en que un «ajuste repentino» de las relaciones podría «trastocar» la liquidez del mercado y los servicios bancarios de inversión, por lo que reitera que apoyará el trabajo del regulador y Autoridad de Conducta Financiera (FCA) con el objetivo de garantizar que los bancos disponen de los planes necesarios para operar ante un amplio rango de posibles desenlaces.

NUEVO ESCENARIO.

El nuevo escenario que introducirá el Banco de Inglaterra este 2017 contempla un actual escenario de bajo crecimiento y bajos tipos de interés en la economía global. «En concreto, considera una prolongación, y en algunos casos intensificación, de los vientos de cara macroeconómicos y de las presiones competitivas que han lastrado recientemente la rentabilidad de la banca», precisa el organismo.

La prueba tratará de garantizar la resiliencia del sistema financiero en un escenario con una débil actividad comercial y una continua ralentización en el crecimiento de la productividad donde disminuye la actividad bancaria transfronteriza.

Además, el escenario baraja que los tipos de interés se mantienen en unos niveles muy bajos y que se intensifican las presiones competitivas en el sector bancario tras los avances realizados por el sector ‘fintech’.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído