Garzón dice que «la especulación aterrorizaría a Adam Smith» y Montoro le encuadra en «la izquierda montaraz»

La posibilidad de establecer un impuesto a las transacciones financieras ha suscitado este miércoles un debate en el Congreso entre el portavoz de Hacienda de Unidos Podemos, Alberto Garzón, quien sostiene que «la especulación aterrorizaría a Adam Smith», y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que ha situado al líder de IU en «la izquierda montaraz».

El coordinador de Izquierda Unida ha dicho que el «descomunal volumen de transacciones financieras, muy por encima de las transacciones en la economía real, significa especulación y especulación». «Algo que aterrorizaría a Adam Smith y a David Ricardo», ha apostillado, mencionando a dos referentes del liberalismo clásico en el que se suele identificar el Partido Popular.

Montoro ha dicho que el discurso de Garzón, muy crítico con la ausencia de una tasa específica para las operaciones en el mercado financiero, es el «discurso clásico de la izquierda montaraz». «Es lo que usted representa, la izquierda comunista. Están en su papel», ha dicho el ministro. «Me alegro mucho que Adam Smith inspire los principios morales de esta izquierda, pero la verdad es que no creo que sea así», ha subrayado.

«VENDRIAN BIEN MIL MILLONES»

Garzón, ha puesto como ejemplo el impuesto a las transacciones financieras impulsado por Italia y Francia que, tras gravar el 0,1% de estas operaciones, ambas administraciones europeas han obtenido una recaudación de mil millones de euros. «No le vendrían mal a la sanidad, a la educación y a las pensiones públicas», ha dicho.

El diputado ha explicado que «si el PIB es una tarta, de esa tarta cada vez menos es para los salarios y más para los beneficios de las empresas, que no se trasladan a generar inversión o empleo, sino a especular en los mercados financieros». En este sentido, ha criticado que el Banco Central Europeo inyecta a estos mercados financieros «más de 60.000 millones de euros al mes».

LAS NEGOCIACIONES EUROPEAS «NO VAN MUY DEPRISA»

Por su parte, Montoro se ha remitido a la negociación a nivel comunitario para el establecimiento de este impuesto a las transacciones financieras, lamentando, eso sí, que «las negociaciones no van muy deprisa ni lo rápido que el Gobierno hubiera querido».

Asimismo, el ministro ha esgrimido que él mismo remitió una carta al Comisariado de Fiscalidad de la UE solicitando una propuesta para autorizar la cooperación reforzada sobre esta tasa, en la que trabajan varios países miembros, entre ellos España, y en cuyos trabajos, ha asegurado, se han conseguido «consensos importantes».

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído