Axesor eleva al 2,7% la previsión de crecimiento de la economía española en 2017

Axesor ha revisado al alza su previsión de crecimiento para 2017, hasta situarla en el 2,7%, dos décimas más que la previsión anterior y también ha mejorado la estimación de paro para 2017, desde el 18,4% previsto inicialmente al 18,1%, de acuerdo con su último boletín trimestral de coyuntura económica.

Entre los factores que explican este cambio destaca el incremento de la inversión empresarial, gracias a una mejora en la previsión de las exportaciones. La mejora del desempleo a nivel mundial y la aceleración del comercio mundial, que ahora se prevé que crezca al mismo ritmo que la actividad económica global, son factores que permiten mejorar la previsión económica, según la agencia de rating.

A diferencia de lo que ocurrió en otros ejercicios, Axesor destaca que el crecimiento en 2017 será «más equilibrado», con aportaciones positivas al PIB tanto desde la demanda interna como externa. «Una muestra de la fortaleza de la economía es el crecimiento experimentado en el crédito nuevo a hogares, que en enero alcanzó un crecimiento del 22% en tasa interanual», subrayó.

En cuanto a la evolución del déficit público, Axesor estima que concluirá 2017 en un nivel equivalente al 3,8% del PIB, siete décimas por encima del objetivo pactado con la Unión Europea. Por ello, afirma que en un entorno global de endurecimiento de la política monetaria se hace urgente reducir el elevado déficit estructural, dada la elevada vulnerabilidad financiera que supone el hecho de que la deuda pública esté próxima al 100% del PIB.

Por otro lado, destaca que el incremento de la inflación será «más rápido» de lo esperado, y añade que la presión sobre los precios radica principalmente en la gasolina, la luz y los alimentos frescos, mientras la inflación subyacente permanece estable, dadas las señales de «debilidad» que continúan mostrando los salarios y las dificultades de subida de los precios industriales, estancados ante la fuerte competencia internacional.

En concreto, estima que en España el alza de la inflación se dejará sentir más en el primer semestre, si bien prevé que el promedio del año se sitúe en el 2,5%.

Axesor afirma que el mayor riesgo se sitúa en 2018, en el que se consolidará la desaceleración que podría empezar a notarse en la segunda parte del presente ejercicio. La previsión de Axesor para 2018 es de un crecimiento del 2,3% (frente al 3,2% de 2016), debido principalmente a que la zona euro estará ya inmersa en un proceso de endurecimiento de la política monetaria.

Por último, indica que pese a todos los riesgos, incluidos los domésticos, como la cuestión catalana aún sin resolver, los fundamentos de la economía española son «más sólidos» que en años anteriores, al tiempo que el consumo, la inversión y las exportaciones mantienen el crecimiento a un ritmo «sólido» y entre las razones para el optimismo sobre el futuro de la economía destaca la «elevada competitividad» alcanzada durante la crisis.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído