El FMI pide medidas para paliar el impacto negativo del comercio sobre algunos sectores en Europa y EEUU

La globalización del comercio mundial ha servido de impulso a la productividad y rebajado los precios, pero al mismo tiempo ha afectado negativamente al empleo en determinados sectores de las economías avanzadas, por lo que el Fondo Monetario Internacional (FMI) reclama a los gobiernos en un informe elaborado junto a la Organización Mundial del Comercio (OMC) y el Banco Mundial (BM) la implementación de medidas que permitan paliar el coste de este impacto.

«El comercio ha afectado negativamente a grupos de trabajadores y a algunas comunidades», reconoce el documento, subrayando la «dureza» del impacto que la competencia de las importaciones ha tenido en las manufacturas de ciertas localizaciones de Europa y EEUU en ausencia de políticas de acompañamiento.

Las tres instituciones internacionales señalan que la distorsión no solo depende de la magnitud y brusquedad del ‘shock’ comercial, sino de circunstancias más amplias, como la salud de la economía en general, las rigideces del mercado laboral, así como la adecuación de las políticas de protección soial.

No obstante, el FMI, el BM y la OMC sostienen que «las pérdidas de empleo en determinados sectores y regiones de las economías avanzadas han sido resultado en mayor medida de los cambios tecnológicos que del comercio», aunque admiten que la globalización del comercio puede conllevar en ocasiones ajustes a la baja a nivel humano y económico, aunque con «las políticas adecuadas» no tiene por qué ser así.

En este sentido, el documento plantea que la implementación de políticas que contribuyan a sostener la fortaleza del crecimiento económico y el empleo pueden aliviar los costes de este ajuste comercial.

De este modo, las instituciones recomiendan la implementación de medidas a nivel doméstico que faciliten la movilidad de los trabajadores tanto a nivel de empresas, como de industrias e incluso regiones, con el fin de minimizar los costes del ajuste provocado por el comercio y fomentar el empleo.

Asimismo, el documento subraya el importante papel que pueden desempeñar las políticas activas de empleo a la hora de apoyar estas iniciativas. «Si están bien diseñadas y adaptadas a las circunstancias del país, pueden facilitar la vuelta al empleo y el aumento ce capacidades de los trabajadores», añaden.

Por su parte, la presencia de «redes de seguridad social» como prestaciones por desempleo y otras políticas laborales «pasivas» pueden dar a los trabajadores afectados por este ajuste la oportunidad de reciclarse por su cuenta.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído