Valor, cómo hacerse con ella y cómo funciona

Todo lo que necesitas saber sobre Ethereum, una de las mayores criptomonedas

Entérate de todo y prepárate bien para un futuro cada vez más presente

Todo lo que necesitas saber sobre Ethereum, una de las mayores criptomonedas
Ethereum conselleriaiei.org

Una criptomoneda, o criptodivisa, es una moneda virtual que parte de la criptografía para conseguir una economía anónima, descentralizada y totalmente segura. La primera nació en el año 2009, y seguramente la conozcas por su nombre más común, Bitcoin. Fue la pionera de un tipo de economía que está creciendo en la actualidad, pero ha dejado de ser la única en los últimos años.

Puede que haya sido una entrada tosca y directa, pero es ideal para que entiendas el terreno en el que se mueve este tipo de dinero. El concepto de criptomoneda, o de moneda virtual, es algo que todavía cuesta entender para gran parte de la población, pero su idea es muy sencilla, casi tanto como explicar las ventajas que tiene sobre las monedas físicas, las que usas en tu día a día a la hora de pagar cualquier cosa.

Muchas personas asocian este concepto automáticamente al Bitcoin, y es lógico. Fue la primera criptodivisa que nació y logró asentarse con éxito. Pero la realidad es que hay muchas más, y algunas con una tremenda importancia a nivel económico. Seguramente no las conozcas, pero el Ethereum es una de ellas, y está consiguiendo tener una presencia casi tan importante como la de la pionera en el sector.

Nació en 2015, pero a pesar de su extrema juventud, en poquísimo tiempo ha crecido a una velocidad de vértigo a nivel mundial. La gran extensión de su uso ha hecho que su cotización aumente también de manera descomunal; tanto, que se puede asegurar con total seguridad que goza de un crecimiento mayor que el del Bitcoin, aunque en parte se deba a que esta fue la que tuvo que abrir el mercado en su momento.

Esto, sumado al uso de la tecnología blockchain (contratos inteligentes que permiten realizar transacciones en cualquier momento), han dotado al Ethereum de un especial interés de cara al usuario. De hecho, son muchísimos los que buscan dónde invertir en España para tener un buen pellizco gracias a esta criptomoneda.

Pero, ¿cómo puede hacerse uno con Ethereum? Primero tienes que buscar un bróker que opere con ella, hay muchos y totalmente fiables. Cuando lo hagas, entra en él, regístrate ingresando los datos necesarios y compra. Aunque claro, para eso has de pagar una cantidad considerable, y es que cada unidad de esta moneda cibernética cuesta actualmente alrededor de los 220 euros.

Pero vale la pena, la tendencia del mercado augura un futuro de pleno crecimiento. Por lo que hacerse con una de las 90 millones de monedas que existen en la actualidad es asegurarse un ticket para generar bastante beneficio en el medio-largo plazo. Sé paciente y verás cómo los resultados dan sus frutos dentro de poco. Las cibermonedas están ganando cada vez más y más sitio, usándose en más lugares de la red de redes y aumentando su valor a un ritmo tremendo.

Para pagar por el ETH (abreviación de Ethereum), solo tienes que saber cuáles son los medios de pago que acepta el bróker que vayas a usar. Puede ser Paypal, transferencia bancaria, o incluso con tu tarjeta de crédito/débito. No es un problema, todo fluye con facilidad, evitando trabas y permitiendo que el usuario pueda proceder con los pagos.

También es posible hacerse con porciones de esta criptomoneda para lograr alcanzar el valor de una unidad. Al igual que los euros tienen céntimos y los dólares centavos, el Ethereum puede dividirse en 1000 Finney, el Finney en 1000 Szabo y así, en multiplicaciones de millares, pasar al Shannon, al Babbage, al Lovelace y a la fracción más pequeña, el Wei. Haciendo cuentas, sería necesario un trillón de Weis para tener un Ethereum.

Este fraccionamiento puede parecer engorroso dada la cantidad de unidades menores que hay; pero tiene todas las papeletas de ser un procedimiento a tener en cuenta y aprender de cara a los próximos años. El uso de estas monedas virtuales se está extendiendo como la pólvora por internet, e internet a su vez se está extendiendo a cada vez más facetas de nuestra vida cotidiana.

Puede que en el futuro las monedas físicas acaben quedando en el olvido para dar paso a estas criptomonedas que parecen envueltas en un aura de misterio. Nos queda mucho por aprender y asimilar sobre todo lo que las rodea y cómo funcionan; pero no es difícil, solo requiere un cambio de enfoque y la asimilación de que son una herramienta que favorece el anonimato. Es más que probable que dentro de poco traten de controlarse de alguna manera para evitar posibles comportamientos al margen de la legalidad; aunque eso es algo que ocurre incluso con el euro.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído