Economía
Mercado financiero iStock

Los servicios de los intermediarios financieros, al desarrollarse por Internet, han multiplicado hasta el infinito la posibilidad de comprar y vender un activo financiero.

En una evolución darwiniana, la transmisión de órdenes a través de la red ha sustituido en los últimos años de forma rápida a los brókers que operaban a pie de parqué a viva voz, a los intermediarios vía telefónica o a las operaciones realizadas ‘in situ' en una oficina bancaria.

El trading online se ha convertido en su versión más espectacular, fácil y accesible para cualquier inversor que busca acceder a los mercados financieros. Existe la oportunidad de obtener beneficios en cuestión de segundos a través de una web o una app.

Máxima potencia para poder rentabilizar los ahorros. Es la oportunidad que ofrece BBVA Trader.

Sin embargo, el trading online no está exento de riesgos, Podemos tanto obtener beneficios, como pérdidas. El trading online, entendido como la actividad profesional o amateur de inversión por internet, permite enviar una orden de compra o de venta al mercado, programarla para que se envíe de forma automática y ver cómo se ejecuta de forma instantánea.

Las plataformas de inversión de nueva generación a través de internet como BBVA Trader no sólo abren la ventana a este de tipo de operativas para el pequeño inversor que busca operar por medio de una herramienta profesional, sino que son la puerta de entrada a un mundo de posibilidades.

Para tradear online solo es necesario cumplir tres condiciones. La primera, contar con un ordenador, tablet o smartphone que disponga de conexión a internet.

En segundo lugar, ser cliente de un intermediario financiero acreditado que ofrezca el servicio. Y en tercer lugar, quizá la más importante de ellas, tener los conocimientos necesarios y la información pertinente sobre los activos en los que se va a invertir.

Calendario económico en tiempo real proporcionado por Investing.com España.