Economía
Economía, precios, Ibex 35, bolsa, dinero, euros, gasto, inflación y finanzas. PD

Pintan bastos en las Bolsas del mundo. Salvo un giro inesperado, Wall Street va de camino de cerrar su racha alcista más larga (nueve años y medio sin caer más de un 20%), a pesar de las tensiones políticas y comerciales que está creando el presidente Donald Trump.

No obstante, los bancos de inversión Goldman Sachs y Citi, que han desarrollado sistemas de cambio de ciclos bursátiles, advierten de que sus indicadores están emitiendo señales alarmantes.

Goldman elaboró hace un año un indicador que señala cuando un mercado entra en fase bajista o alcista. En su momento falló cuando se puso en rojo, pero está vez la señal es todavía más fuerte. Hace doce meses lanzó una advertencia y no ocurrió nada. El mercado estadounidense continúo su escalada. Pero ahora el bull/bear market index, que ha mostrado una estrecha relación con los retornos a futuro del S&P 500 desde 1955, está en "alerta roja".

Los estrategas de Goldman Sachs dirigidos por Peter Oppenheimer, han explicado en una reciente nota a clientes, que su indicador falló por el impulso que supuso para el mercado el paquete fiscal de Donald Trump de ha un año.

"Como regla general, las altas valoraciones implican el riesgo de un mercado bajista o un período de bajos rendimientos en los próximos cinco años", explica el banco de inversión.

Los expertos apuestan por un ciclo bajista moderado.

El exuberante crecimiento de la economía de EEUU, los incrementos de beneficios de las cotizadas y la recompra histórica de acciones está sosteniendo un mercado alcista, que para muchos expertos está más que agotado y que está siendo el más largo de la historia.

Los estrategas de Citigroup dirigidos por Tobias Levkovich están instando a los inversores a reducir los riesgos ya que el mercado laboral se encuentra demasiado ajustado, junto a la realidad de que hay demasiados inversores persiguiendo el rally.

La firma teme que en los próximos meses se genere un incremento en los salarios que vuelva a meter miedo en el mercado de una economía sobrecalentada, como ocurrió el pasado mes de febrero.

"Se podría generar otro retroceso del 5% otra vez, por la política de la Fed, la geopolítica, sanciones comerciales y la debilidad económica internacional".

"Siempre es difícil determinar el catalizador, pero la vulnerabilidad ahora existe".

Los expertos de Citi se basan en su modelo Pánico/Euforia, que rastrea todo tipo de indicadores, desde niveles de deuda, futuros y sentimiento del mercado, para explicar el posible giro del mercado. Ahora mismo el indicador se encuentra en máximos del año.

Cuando esto sucede, hay una probabilidad del 70% de que el mercado comience a bajar. Citi lo tiene estudiado desde 1987.

El miedo es creciente después de que agosto haya cerrado para el S&P 500 en máximos históricos y con ganancias por quinto mes consecutivo, a pesar de la inestabilidad del resto de mercados mundiales.

Binky Chadha, principal estratega global de Deutsche Bank, ha pronosticado un retroceso del 3 al 5% en septiembre, amparándose en la mala estacionalidad del mes y la falta de referencias empresariales.