EL ANÁLISIS DE SIMÓN PÉREZ

Criptomonedas: ¿dónde invertir?

Criptomonedas: ¿dónde invertir?
Simón Pérez.

Podemos encontrar datos diversos de diferentes fuentes en cada momento sobre el mercado de criptodivisas, siendo siempre destacable el claro dominio del Bitcoin y la concentración de los 4 o 5 grandes, que controlan más del 50% del mercado.

Con los datos más recientes podemos ver como el Bitcoin representa el 37.16% del mercado por volumen de negociación (no por capitalización) seguido de Ripple 11.20% y Etherum 9.58%.

Así pues el podio de las critptomonedas, las tres mayores, concentran el 57% del volumen de negociación, es decir las transacciones en este nuevo mercado. Esto es un indicador de las operaciones que se realizan de una u otra divisa y nos permite apreciar un concepto similar al de la liquidez.

Si atendiésemos en su lugar a la capitalización de mercado, estaríamos considerando cuánto dinero se acumula en cada divisa en lugar de cuanto se mueve, sería una aproximación más adecuada para analizar el valor que la liquidez.

En cualquier caso los 5 primeros puestos coinciden los mismos valores para ambos criterios y seguiríamos tras el podio copado por Bitcoin, Ripple y Etherum, con Bitcoin Cash 5.8% y Litecoin 3.58% del volumen de negociación.

Vemos pues como el factor liquidez y el factor valor tienen una relevancia y correlación importantes y condicionan la realidad de este mercado, de lo que deducimos deben considerarse en la elaboración de una cartera. Ello nos da la pista sobre que muchas carteras se crean replicando esta estructura de mercado, aplicando pues un criterio de gestión pasiva o replica de mercado.

Antes que nada debo insistir en que creo que todo activo debe someterse a una rígida diversificación y por este motivo nuestra cartera de cripto no debería ser más del 25% de nuestra cartera total.

A esta cartera le aplicaríamos dos bloques, uno de gestión pasiva para mantener y apenas hacer cambios con las divisas mayores algo infraponderadas. Aplicaríamos lo siguiente 25% en BITCOIN, 10% Ripple, 10% Etherum, 5% Bitcoin Cash. 

Aquí se compone un bloque del 50% de la cartera repartido en las grandes con algo menos del valor que les correspondería por tamaño de mercado medido según el valor de mercado y liquidez.

El otro 50% se distribuiría en una cartera de 10 divisas elegidas entre las pequeñas, habitualmente con un peso del 5%, es decir sobreponderadas sobre lo que les correspondería por valor y volumen. Entre estas 10 criptodivisas podemos también asignar un 5% adicional a las 5 primeras, en función de nuestra visión sobre las mismas, y a otras con pesos generalmente por debajo del 1% del mercado.

Estas divisas menores pueden incluso complementarse con emisiones que se están produciendo en una especie de mercado primario, lo que sería el símil a una salida a bolsa de criptos nuevas.

Podemos pues con este segundo bloque aportar gestión activa y por tanto aplicar todo nuestro conocimiento sobre el mercado variando los 10 satélites que dan valor añadido a nuestra cartera core, los 5 planetas de nuestro sistema de inversión, que apenas varían en el tiempo.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído