Vítor Constancio, vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE)

El BCE alerta a los inversores de que que las criptodivisas no son monedas: «son tulipanes»

No tienen oportunidad de éxito contra las respaldadas por bancos centrales

El BCE alerta a los inversores de que que las criptodivisas no son monedas: "son tulipanes"
La criptomoneda Bitcoin, una divisa virtual. BT

Vítor Constancio asegura que el colapso del mercado de criptomonedas no es sistémico

Un potencial colapso del mercado de criptomonedas como bitcoin podría tener consecuencias para la estabilidad financiera, pero no tendría carácter sistémico, según ha señalado el vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Vítor Constancio, en una entrevista con el diario La Repubblica.

Sin embargo, el banquero portugués ha ido más allá puntualizando que las criptomonedas «no son monedas», puesto que no cumplen las funciones clásicas de éstas al no servir como unidad de cuenta estable, ni para expresar el valor de las cosas.

«Si el valor de la propia moneda es tan volátil, no puede cumplir su función y de hecho es un instrumento especulativo».

Constancio añade que el uso de las criptomonedas como medio de pago «es muy limitado» y tiene lugar principalmente en la economía sumergida y en países cuyas instituciones han colapsado y no funcionan los sistemas monetarios.

De este modo, el vicepresidente del BCE sostiene que las criptomonedas no representan de ninguna moneda una amenaza para las monedas tradicionales, aunque admite que los precios al alza han elevado de tal modo su capitalización de mercado que «su colapso tendría consecuencias» para la estabilidad del sistema financiero, aunque Constancio apunta que «no sería sistémico».

«Son tulipanes»

«Llamo ‘tulipanes’ a estos instrumentos en recuerdo de la famosa burbuja y el posterior desplome en Países Bajos en el siglo XVII».

No es la primera vez que Constancio se refiere en estos términos a la criptomoneda, ya en septiembre del año pasado alertó de que «el bitcoin es una especie de tulipán, un instrumento de especulación» pues la divisa virtual no puede desafiar el control de la entidad monetaria de la zona euro.

La calificación como tulipanes hace referencia a la que se considera como primera burbuja especulativa de la historia, cuando los derechos de propiedad sobre esta flor acabó llevando a Holanda a la quiebra en el siglo XVII.

Asimismo, el banquero portugués señala que cualquier operador privado que tratase de competir con su propia moneda con el euro «no tiene oportunidad de éxito», ya que las monedas necesitan un respaldo estatal.

«La experiencia de siglos ha demostrado que, incluso en situaciones menos complejas que hoy, existe la necesidad de un banco central con el derecho exclusivo de imprimir dinero».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído